ACCION últimos números publicados

  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

La cueva de Payán

Repulsión, de Roman Polanski: las películas que deberías haber visto

600full-repulsion-poster

Tras organizar un poco más y mejor mi colaboración en la página web de la revista Acción, finalmente puedo retomar este blog que dejé aparcado por un tiempo continuando en esta Cueva de Payán (el equivalente de la Payáncueva de los videoblogs, pero en clave más cinéfila y menos friki) con ese listado de películas esenciales o en todo caso muy interesantes que ya deberías haber visto si realmente te gusta el cine. Se trata aquí de rescatar auténticos tesoros, completar el puzzle de nuestra afición al cine con una nueva pieza, y además dar unas claves muy en breve, casi en telegrama, para disfrutar más y mejor estas películas, o en todo caso entender cómo funcionan.

Y empezamos el recorrido con…

REPULSIÓN
(1965)

Roman Polanski y el terror

Primera película en inglés de Polanski.

Rodada en Reino Unido.

Trilogía sobre el horror en pisos junto con La semilla del diablo (1968) y El quimérico inquilino (1976).

La primera vez que la censura británica permitió la inclusión de un orgasmo femenino (sonido hermana en la habitación contigua).

20Th Century Fox le ofrece a Polanski remake de El cuchillo en el agua (1962) con Richard Burton , Elizabeth Taylor y Warren Beatty como protagonistas. Rechazada.

Productora: Grupo Compton, del Soho, de porno suave: Gutter Girls, My Bare Lady: éxito, expansión, querían invertir en cine más serio.

Polanski no pudo hacer Katelbach, historia de un marido maduro aficionado al travestismo y joven esposa francesa, que fue considerada siniestra incluso por la productora británica de películas de terror Hammer Films.

En su lugar hizo Repulsión.

Presupuesto: 40.000 libras esterlinas (final: 95.000 libras).

8 semanas de rodaje.

Polanski animaba redacción guión representando mímicamente las escenas.

Guión definitivo en 17 días.

Un ejercicio de lo grotesco, tanto en el apartamento como en la calle y la peluquería.

Otro rostro de Londres: la vida “normal”.

Lo cotidiano como puente para el miedo.

La diferencia entre la fachada exterior del piso y el interior. La sociedad, las apariencias. Del mismo modo que en la Nouvelle Vague habían trabajado con un intento por dar una visión distinta y más real de París, menos cinematográfica y de postal.

Rompe ese esquema con la escena de las manos en la pared intentando atrapar a la protagonista: ¿forzada? ¿rodada para complacer a los productores que venían del cine porno? Los gemidos de la hermana llegan del otro lado de la pared, y las grietas de la pared son otra obsesión de la protagonista sometida a esas mismas sospechas de intento de atender a los requerimientos de los productores, aunque en realidad encajan a la perfección en el esquema de la historia y el deterioro de la protagonista, por mucho que algunos críticos piensen que fue una bajada de pantalones de Polanski ante los que pagaban las facturas.

El uso de la luz y las sombras que crean la puesta en escena cambia en las dos partes que integran la película:

-con la hermana en casa (visión realista)

- bajada a los infiernos cuando se queda sola  (sombras, etcétera, luz cambia a medida que  progresa en su locura).

Resumen uso luz: plano final paseo por el caos de la casa acabando en foto familiar.

El camisón de Carol, su pelo rubio y su piel blanca son como una cuchillada de luz en el entorno de sombras y oscuridad que la rodea.

Influencia del expresionismo alemán.

El tema de fetichismo de los objetos (navaja, plato, guantes…).

Catherine Deneuve

Polanski: “Una chica de aspecto angelical con un halo manchado”.

Gilbert Taylor, director de foto: “Odio hacerle esto a una mujer tan bella”.

Cambio de imagen voluptuosa a reprimida.

Polanski le prohibió que viera a hombres durante todo el rodaje, incluyendo su marido, Roger Vadim.

La convenció para que apoyara la película posando desnuda en la revista Playboy. Luegola actriz declararía: “Fue un error tremendo. No volvería a hacer algo así”.

Luis Buñuel “homenajeó” Repulsión: parte de la escena de voyeurismo de Belle de Jour (1967), protagonizada también por Deneuve, era “un guiño a Roman”, según el director español.

Asesinatos: es como un Hitchcock perverso salido del mismísimo “lado oscuro”.

Escena del candelabro: desde el punto de vista de la víctima (Psicosis, 1960).

Escena del acuchillamiento con la navaja: desde el punto de vista del asesino.

Un montón de tomas en la bañera para captar la expresión exacta que tendrían los ojos de un muerto dentro del agua.

Los psiquiatras aplaudieron la recreación de los ataques de esquizofrenia.

Música y sonido

El propio Polanski hace cameo como uno de los tres tipos que aparecen tocando platillos en momentos que sirven a modo de aviso para cambios esenciales en el arco de desarrollo de la trama.

Banda sonora de Chico Hamilton.

Música de jazz para exteriores en la ciudad.

El protagonismo de los silencios.

La falta de sonido en la secuencia del sueño de violación.

La esquizofrenia se expresa por tonalidades sonoras extrañas y efectos sonoros.

Planificación

Planos secuencia que siguen a la protagonista por la calle o en la casa.

Planos más cerrados en la parte final.

Efectos con la óptica para acercar los objetos y estrechar los espacios, como el techo hacia la chica, o el pasillo con las manos.

Profundidad de campo: la vecina del perro, ella en el baño, la hermana en la cocina al despertar…

Planos largos

Movimientos de cámara en travelling y panorámica para mostrarnos la casa, cuyo paisaje coincide y sirve como espejo de la situación mental de la protagonista que se va deteriorando.

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

This Browser is not good enough to show HTML5 canvas. Switch to a better browser (Chrome, Firefox, IE9, Safari etc) to view the contect of this module properly

Música de cine actual

Música de cine clásico

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Calendarios estrellas