COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas próximos estrenos

Kong: La Isla Calavera ****

La mejor película de King Kong desde la original. Un personaje que desde que se estrenó en cines en 1933 se ha convertido en un icono para el cine, un icono con dos remakes, el último de ellos, el dirigido por Peter Jackson. Es muy difícil revisitar ese personaje sin repetir esquemas previos, y eso es algo que la película de Jordan Vogt-Roberts consigue plenamente. Un viaje a la Isla Calavera en el que no veremos Nueva York, ni una revisión de La Bella y la Bestia, sino un despliegue de cine de aventuras, acción y grandes efectos visuales que por un lado homenajea con brillantez a King Kong y por otro al cine bélico de los 70, con Apocalipsis Now a la cabeza.

No, no estoy comparando Kong con la obra maestra de Coppola, ni mucho menos. Ni en temas, ni en profundidad… Nada tiene que ver. Pero esta película sí ofrece diversos homenajes visuales a aquella y a la guerra de Vietnam en el cine en general. Al cine de los 70 en particular, para ofrecer un espectáculo visual de primer orden, puro entretenimiento que además guarda un par de gratas sorpresas. Desde el diseño de la isla, el propio Kong, los parajes o las criaturas que la habitan (alejándose de los típicos dinosaurios para darnos una nueva serie de monstruos… como esa terrorífica araña gigante), pasando por la propia acción de la película, el tono de la misma, más centrado en Kong casi que en los humanos.

Siendo una película completamente hermanada con Godzilla, con un crossover entre ambas ya anunciado, Vogt-Roberts no comete el error de esconder al monstruo hasta el final de la cinta. Desde el primer instante somos conscientes de la presencia del gigantesco (más que nunca) gorila, y en apenas media hora estaremos disfrutando de su enfrentamiento, sensacional, con los helicópteros. Un Kong más brutal y poderoso que nunca. Basta con ver no solo sus increíbles peleas (la del pulpo es un gran ejemplo) sino su relación con el personaje de Brie Larson. Donde antaño hubo romance, aquí se establece una relación de respeto entre el protector de la isla y su visitante. Sin ñoñería. Y sin patinaje en el hielo. La película es muy consciente de lo visto en el pasado y por eso intenta escapar de ello desde el inicio.

Sí es cierto que el reparto, sensacional eso sí, no tiene mucho a lo que agarrarse con sus personajes, meras marionetas en el mundo de Kong. Algunos como el de John Goodman o el de Samuel L. Jackson, una suerte de capitán Ahab intentando acabar con Moby Dick, tienen algo más de trasfondo, pero no otros como el de Tom Hiddleston o incluso el de Brie Larson. No importa. El protagonista absoluto es Kong y los humanos son más espectadores del poder del simio y las criaturas de la isla. Y qué protagonista. El despliegue visual, las peleas entre monstruos, el ritmo incansable… Es cine de evasión y entretenimiento de primer orden. Un espectáculo magnífico y exuberante como el propio King Kong, que aprovecha todos los elementos que tiene a su disposición, todos los homenajes y todo el encanto del mito y la leyenda. Y con una simpatiquísima escena postcréditos. Lo dicho, cine de evasión y espectáculo en estado puro. Un más que digno sucesor al trono. Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1