COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas próximos estrenos

El caso Sloane ****

Una de las películas que más me ha gustado esta temporada.

Si ha visto la serie House of Cards, e incluso El ala oeste de la Casa Blanca, muchas de las cosas que vas a ver en este largometraje te van a sonar. Pero lo que más me ha llamado la atención de la película es su solidez como relato cinematográfico. Una solidez que suele ser característica habitual en la filmografía de su director, independientemente de si lo que te cuenta el argumento de sus películas te interesa más o menos. En El caso Sloane hay que decir que quizá interese mucho más que los argumentos de otras de sus producciones, porque realmente apunta y da en el blanco con su dibujo de cómo opera la política hoy y desde siempre, y no sólo en Estados Unidos y hoy, sino en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento. Más o menos nos abre los ojos al papel de títeres que todos cumplimos fielmente como votantes dejándonos engañar por una clase política propensa a dejarse tentar por la corrupción. El poder corrompe. Más poder, más corrupción. Ese círculo vicioso queda expuesto como epicentro de la trama de intriga de El caso Sloane, sirviendo como motor de su argumento, pero lo que realmente nos acaba conquistando para entrar en la trama y zambullirnos plenamente en ella, son sus personajes y los actores que los defienden: por lejanos y ajenos que puedan parecernos en principio, no tardan en convertirnos a su causa existencial y absorbernos en sus conflictos. Madden es uno de los mejores directores de actores y uno de los más eficaces constructores de intrigas basadas en sólidos personajes del cine de nuestros días. Sale a la luz esta cualidad incluso en sus aquellas películas de su filmografía que en manos de otro director podrían haberse enfangado en el territorio de lo romántico-nauseabundo pero salen de ese pantano por la vía de una sobria, madura y sólida construcción de conflictos e intrigas. Piensen en Shakespeare enamorado, Su majestad Miss Brown, El exótico hotel Marigold y El nuevo exótico hotel Marigold. Por ello si tuviera que titular un artículo sobre el cine de John Madden utilizaría el título de otra de sus películas, La verdad oculta. Porque eso, la verdad que se esconde tras lo más obvio de sus propuestas, el laberinto de intriga que edifica en torno a esa verdad para revelárnosla finalmente, suele ser su mejor arma y su más definitoria característica de estilo a la hora de contar historias en el cine. Es esa capacidad para otorgarle al drama verdadero peso y madurez a través de la intriga es lo que brilla en La deuda, que para mí es una de sus mejores películas y la que más me gustaba de su filmografía hasta el momento y ahora pienso que ha sido superada por El caso Sloane. Otro detalle que suele caracterizar el cine de Madden es el excelente trabajo que realiza con los personajes femeninos, construidos con una eficacia que lleva aparejada la ruptura con todos los tópicos y el trabajo en profundidad sobre los mismos. El personaje interpretado por Helen Mirren y Jessica Chastain en La deuda o el que en El caso Sloane interpreta Jessica Chastain son buen ejemplo de ello, pero nos encontramos lo mismo incluso en el personaje que interpreta Diane Lane en la película en principio más floja del director, Tiro mortal, aunque yo defiendo que merece otro vistazo porque es una de las mejores adaptaciones que he visto del verdadero espíritu de las novelas de Elmore Leonard. O en ese artefacto de heroína romántica interpretado por Gwyneth Paltrow en Shakespeare enamorado, que podría haber sido mero tópico repetitivo, pero no lo es. Las actrices que han trabajado con Madden suelen contar sus colaboraciones con él entre los mejores trabajos de su carrera. Será por algo. Chastain es una de las grandes beneficiadas de sus colaboraciones con el director, y sin duda El caso Sloane es uno de sus mejores trabajos y uno de los personajes que mejor le ha permitido volar como actriz en la pantalla y echar el resto en la explotación de su indudable talento. Para mí su trabajo aquí es del nivel del que hizo en Zero Dark Thirty, pero aquí tiene aún más peso reposando sobre sus espaldas, por muy bien respaldada que esté, que lo está, por sus compañeros de reparto, especialmente Mark Strong, Michael Stuhlbarg, Sam Waterston, John Lithgow o Jake Lacy. Ojo al papel de todos ellos, los hombres de la historia, que representan una especie de tapiz frente al que la protagonista elige definirse como una ruptura de los convencionalismos sexuales desde el primer momento. Ojo también a las otras mujeres de la trama que la acompañan en este viaje: Gugu Mbatha-Raw, Christian Baranski y Allison Pill principalmente. Tras la propia trama central de intriga, lucha por el poder, y el tema de las armas, sale a la luz poco a poco esa especie de definición de lo femenino frente a lo masculino que es otra constante en el cine de este director y sobresale como una de las propuestas más interesantes que puede aportarnos el cine de nuestros días.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Síguenos en Telegram

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Críticas más leídas

  • 1