COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Criticas

Vivir de Noche ***

La película menos buena en la carrera de Affleck como director. ¿Significa eso que no es buena? Para nada. De nuevo en esta película Affleck se revela como un grandísimo director, un brillante creador de mundos, elegante, poderoso y excelente en la composición de plano, la puesta en escena o el trabajo con actores, que, sí, le incluye a él, que hace un trabajo más que competente como protagonista de esta historia de gánsteres ambientada en los años 20 y 30, y basada en una novela de Dennis Lehane. No, no es que Vivir de Noche sea una mala película, ni mucho menos, pero tras Adiós, Pequeña, Adiós, The Town y, sobre todo, Argo, las expectativas eran muy elevadas. El resultado flaquea por culpa del guión.

La historia nos presenta a un soldado de la Primera Guerra Mundial que al volver a su Boston natal decide dedicarse a atracar bancos junto a dos compinches. Enamorado de la novia de un mafioso local, su vida le llevará a prisión, enfrentado también a su padre, un jefe de policía de la ciudad. Al salir viajará a Florida donde emprender una nueva vida, pero con una idea muy clara en la cabeza… Affleck decide adaptar él mismo en solitario la novela de Lehane, lo que prueba ser un error. Affleck puede ser un excelente guionista, lo ha demostrado en muchas ocasiones, pero siempre junto a un colaborador, ya fuese su amigo Matt Damon, Peter Craig o Aaron Stockard. O cediendo las riendas literarias a Chris Terrio, como en Argo.

Aquí, no sabe escapar de los tópicos, de las situaciones menos interesantes de la historia (la trama romántica, algunos diálogos, los personajes más trillados como los dos jefes mafiosos…) y dejar rienda suelta a las partes realmente jugosas de la trama, como el personaje de Elle Fanning (la charla en el desayuno es para enmarcar), la historia de venganza, la relación con Chris Cooper o con el personaje de Chris Messina, o la presencia siempre imponente de Brendan Gleeson. O la de Sienna Miller. En ese sentido los actores están sensacionales, y hasta Affleck, tan criticado siempre como actor, tiene momentos estelares, como esa charla con Cooper en el jardín y cómo se resuelve.

Al final resulta que la verdadera película comienza a los 20 minutos, un tramo inicial que recuerda demasiado a The Town y que no termina de encajar con el resto (podía haber sido contado con flashbacks), y que hay una sucesión de finales intrascendentes, algo que podía haber corregido con el montaje. Pero en el camino hay momentos de ritmo trepidante, tiroteos salvajes (el del final es magnífico) personajes interesantes y un director que sabe cómo contar una historia. No sólo dónde poner la cámara, sino como narrar la historia, cómo hacerla especial, con momentos de una belleza increíble y otros diálogos insuperables. Lástima que no esté a la altura de las tres películas anteriores. Lástima que no explote todo su potencial. Si fuese de otro director, lo dejaríamos pasar, pero siendo Affleck y sabiendo el talento que posee y que muestra a trozos en esta película, duele más. Y aun así es mejor que la mayoría de películas que se estrenan cada semana.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1