ACCION últimos números publicados

  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

Criticas

An Education ****

education

De cuando en cuando surge una película de esas pequeñas, tapadas, desconocidas pese a los rostros populares que pueblan su metraje, y, en cierta medida, únicas. An Education es una de esas películas, una obra del cine independiente británico que recientemente ha conseguido el Bafta para su protagonista y que opta, aunque con pocas posibilidades, a tres de los Oscar más importantes, mejor actriz protagonista, mejor guión adaptado y mejor película. Una cinta surgida de la nada y con una recaudación precisamente tan modesta como su presupuesto, pero con la capacidad única de robarnos el corazón a poco que nos despistemos.

No hace mucho comentaba con un compañero, una teoría bastante compartida por ambos, referente a la importancia capital de los guionistas y de contar con una buena historia y personajes sólidos para conseguir que una película realmente se nos clave y nos evoque lo mejor que puede dar de sí el cine. De hecho la charla se encaminó pronto a las excelencias de muchos guionistas televisivos, entre los que Aaron Sorkin (El Ala Oeste, Studio 60...), siempre me pareció el mejor de ellos. Algo de eso tiene An Education y durante toda la proyección no pude dejar de recordar al guionista americano, en esta película inglesa. ¿Por qué? Porque el peso del guionista de ésta es tan grande, y el trabajo realizado resulta tan encomiable, como el que siempre ha realizado Sorkin.

Aquí nos encontramos ante la pluma de Nick Hornby. Novelista, periodista y guionista de cuando en cuando, suyas han sido las obras que han inspirado trabajos tan interesantes como Alta Fidelidad o Un niño Grande, y otras no tanto como la versión americana de Fever Pitch (Amor en Juego), cuya original británica también guionizó Hornby. De estilo irónico, mezcla de drama y comedia, con un gran desarrollo de sus personajes, un uso excelente de la cultura popular y la música. Todos esos rasgos distintivos se encuentran en An Education, con la elegancia y el fino sentido del humor de un maestro.

an_education01

La historia de Jenny, una adolescente que vive en las afueras de Londres en los tormentosos años sesenta, con unos padres obsesionados por controlarla y que estudie en Oxford cambia radicalmente cuando se enamora de un hombre culto y generoso que casi le dobla la edad pero que es capaz de conquistar hasta a sus padres. La pérdida de la inocencia, la década más prometedora del siglo XX, el mundo lleno de posibilidades que se abría ante aquella generación... Todo está retratado con un cariño y mimo ejemplar por parte de Hornby, con unos diálogos agudos y unas situaciones realistas y humanas que nos transportan a un momento de nuestra historia en el que todo era posible, en el que cualquier sueño podía ser realidad. O quizá no. Porque la historia de Hornby también esta llena de desengaños y falsas ilusiones. De vida, a fin de cuentas. De emociones que nos son cercanas pese a la lejanía en el tiempo. Cosas que permanecen entre nosotros aunque creamos que hemos cambiado mucho. Y el guionista nos maneja de punta a punta de la historia pulsando las teclas perfectas, sutilmente, sin resultar nunca obvio, confiando plenamente en la inteligencia del espectador y en la suya propia.

Quizá la más significativa imagen de esta historia, que podría haberse ambientado en cualquier otro tiempo y lugar, sea el viaje a París que los protagonistas efectúan, y que es un claro reflejo de esas esperanzas, esos sueños, que muchas veces pasan por ser realmente importantes cuando no son más que espejismos. Esa sonrisa de Carey Mulligan y esa mirada perdida entre la alegría y la dicha, nos sorprenden por ser la nuestra propia en ese momento de la vida, los 16 años, en el que empezamos realmente a cambiar e intuir quienes vamos a ser. Aunque nunca lleguemos a adivinarlo por completo. O, como dice Jenny, “Me siento mayor, pero nada sabia”.

Claro que Hornby, productor de la película también, hace acompañar sus palabras de un reparto maravilloso, desde la joven Carey Mulligan, perfecto retrato de la inocencia adolescente, de quien se aburre y cree que acabará desperdiciando su vida porque desea poder fumar, escuchar música francesa y viajar, a Peter Sargaarsd, como el adulto que revoluciona la vida de la joven, con un mundo cargado de cultura, romance y madurez, aunque también de mentira e historias sin explicar. En ellos dos recae el peso de la historia, pero son respaldados por un elenco que se encuentra en estado de gracia. Alfred Molina, Olivia Williams, Rosamund Pike o incluso la aparición breve pero interesantísima de Emma Thompson, son motivos extra para ver la película.

an-education4

Algo tendrá que ver también la dirección de la danesa Lone Scherfig, directora de Italiano para Principiantes, que consigue evocar las claves del Free Cinema que marcó los años 50 y 60 del cine británico, con un estilo sobrio, elegante, con tintes pop, pero sin caer en el exceso (ver los maravillosos títulos de crédito, la escena en la que se conocen los protagonistas en la lluvia o a Jenny escuchando música francesa en su cuarto, con su padre protestando en el salón). Ese saber hacer se traslada al metraje final de An Education, que apenas supera la hora y media y nos deja un gran sabor de boca. Con ganas de más..

Con esos mimbres es difícil hacer una mala película, algo a lo que hay que añadir la sugerente selección musical que acompaña la película, la excelente fotografía y el cuidado montaje. Claro que todo tiene un pero. En este caso no afecta a la calidad de la película, pero volviendo a la comparación con Aaron Sorkin, quizá Hornby haya construido una historia a la que no todos pueden acceder. Demasiado refinada, demasiado elitista, demasiado suya. Pero superada esa barrera, una excelente película. Llena de detalles, de sensaciones, con un gran guión y unas intrepretaciones de Oscar. Una historia de amor y desarrollo vital, de aprendizaje.

Nadie apuesta por ella para los Oscar, pero si se llevase algún premio (sobre todo el de guión adaptado), no sería para nada inmerecido.

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

This Browser is not good enough to show HTML5 canvas. Switch to a better browser (Chrome, Firefox, IE9, Safari etc) to view the contect of this module properly

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Calendarios estrellas

Críticas más leídas

  • 1