COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas

Atómica ***

Gran trabajo de Charlize Theron en una de las mejores películas de acción del año.

Trabajando a la sombras de John Wick, ojo, no de John Wick 2, aunque el tono de ésta última le habría venido mucho mejor a sus pretensiones de ser más sofisticada por aquello de que se mueve en el cine de espías, Atómica es una curiosa criatura dentro de la mezcla del cine de acción de nuestros días a la que merece la pena echarle un buen vistazo en el cine de este verano tan repleto de estrenos trepidantes.

Se basa en un cómic, pero sabe defender su naturaleza como producto cinematográfico sin caer en el mimetismo de estrategias de otros lenguajes. Su lenguaje recuerda en muchos casos el de otros largometrajes que han trabajado en la línea argumental de las intrigas de espionaje, constituyéndose como una especie de puzle en el que encontramos piezas de Nikita, de Luc Besson, la serie Alias de J.J. Abrams –dos de sus más señalados precedentes audiovisuales-, pero al mismo tiempo es suficientemente madura como para saber que para lo referido a secuencias de acción no puede vivir solo de éstos, de manera que incorpora claves de la saga de Jason Bourne, sobre todo en las peleas, excepcionalmente bien defendidas por Charlize Theron, y hace su propia reinterpretación en clave femenina y siniestra de la saga de 007, como testimonian las cicatrices de la protagonista y esa escena de apertura de su personaje en la bañera, ejemplo perfecto de anti-Bond muy cercano al arranque de Casino Royale. Añadan a todo lo anterior una reconstrucción de época en el momento de la caída del muro de Berlín defendido sobre todo por el personaje de James McAvoy y Eddie Marsan como “el paquete”, que sirve para incorporar pinceladas del género de espionaje procedentes más bien del excelente canon impuesto para el mismo por las novelas de John le Carré y sus adaptaciones al cine, por ejemplo El topo, El hombre más buscado o Un traidor como los nuestros.

Que todo eso esté protagonizado por una Charlize Theron en estado de gracia que vuelve a coronarse como reina del cine de acción por segunda vez tras su trabajo en Mad Max: furia en la carretera, quizá les dé una idea de por qué hay que pasarse por los cines a ver este largometraje, especialmente si les gusta el cine de acción bien resuelto.

La película se mueve en territorio previsible y conocido peros sabe darle otra vuelta de tuerca a los lugares comunes para darles ciertos visos de originalidad superficial, y algo posturera, no lo neguemos, pero que funciona como un tiro en la mayor parte de su metraje sobre la premisa del tuneado de cine de espionaje y acción y se refuerza en las aportaciones de secundarios como Toby Jones y John Goodman. El papel de Sofía Boutella y su subtrama me sobran porque son ese postuero esteticista buscando la sofisticación de plástico que les comentaba, pero, oigan, lo que vemos es bonito, no le neguemos la belleza estética a esos planos. Levanta el vuelo cuando llega el momento de la extracción del “paquete” de la parte soviética a la parte occidental, con una escena de acción-persecución y enfrentamientos en el interior de la casa que es la que más recuerda a la fórmula de John Wick. Así que aunque argumentalmente no es muy original ni aporta gran cosa a tramas de espionaje de este tipo, y además es excesivamente tributaria del éxito y los planteamientos de John Wick, me vale como uno de los mejores largometrajes de entretenimiento de este verano y de todo el año.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1