COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas

El gran desmadre (Malas madres 2) **

Entretenida comedia gamberra sobre las neuras y farsas navideñas.

Gamberra pero menos gamberra que la primera entrega, Malas madres, frente a la que pierde terreno y se queda algo más floja. En todo caso, me he reído en varios chistes y ocurrencias, aunque parezca que llevan pisado el freno en el desparrame gamberro durante la mayor parte del tiempo, sobre todo con las tres madres, cuyas “hazañas” se quedan en nada si las comparamos con las pasadas de rosca que pueden originar este tipo de situaciones en comedias televisivas de animación como Los Simpson, South Park o Padre de familia.

El tema es que al final siempre se van a bajar los pantalones en este tipo de argumento, la comedia gamberra pierde siempre fuelle en el tercer acto cuando todo el caos que ha sembrado recula, parece arrepentirse, y busca desesperadamente la restauración del orden. Eso era algo grande y muy bueno que tenía Desmadre a la americana, de John Landis: no restauraba el orden al final, al contrario, leyendo el futuro que les esperaba a los protagonistas se veía cómo éstos se habían convertido en agentes de ese caos dispuestos a contagiar con sus caóticas existencias al resto de la sociedad. Sin embargo, en cualquier otra comedia gamberra de nuestros días –debe ser algo de milenials o así-, acaban bajándose los pantalones para restaurasr el orden. Aquí también, claro, y me he pasado toda la película temiendo ese aparentemente inevitable –e injustificable e innecesario- momento de “final feliz”, traducido como “final de orden en el caos”, en el que todos se quieran mucho, y se perdonen, y babeen un poco, y arreglen sus cuentas pendientes y vuelvan a ser una familia happy…

Al menos en esta ocasión los personajes no caen del todo en lo más moñas del orden navideño a última hora después de haber jugado gozosamente con la subversión de los tópicos y las costumbres el resto del metraje. No es tan grave como me temía, aunque habría quedado mejor si le hubieran echado valor y no restaurar nada y terminar en clave caos, con la operaria de depilaciones disfrutando de su desordenada vida con su maromo sin tener que dar más explicaciones, por ejemplo. Tienen material para ser más gamberros, pero no se atreven, temen hacer sangre.

Me quedo con las tres madres de las madres. Las veteranas ganan aquí a las jóvenes, y el propio final de la película apuesta por ello, dejando una puerta abierta a un spinoff con las abuelas que me apetecería ver.

Acierta en no dar demasiado la brasa con las babas sensibleras navideñas, así que es el tipo de película de estas fechas que puedo tolerar e incluso ver con media sonrisa sin sentirme absolutamente imbécil, sobre todo cuando reúne valor para reírse con la farsa de las tradiciones.

Divertida. Además Susan Sarandon, Baranski y Cheryl Hines se merecen más espacio, pero en una clave más salvaje que sus “hijas”, que se nos han domesticado demasiado en este segundo viaje.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Síguenos en Telegram

Libros ACCIÓN

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Críticas más leídas

  • 1