Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Aceptable adaptación del anime homónimo

Pocas veces he considerado que un live-action esté a la altura del anime o manga del que se adapta, pero esta vez, la película de acción real de Tokyo Ghoul ha conseguido que tenga fe en cuanto a este tipo de cine. Siempre trato de ir con pies de plomo, pues es muy complicado conseguir llevar una serie animada a la realidad, sobre todo cuando el contenido de ésta tiene elementos ficticios. Aún así, Kentaro Hagiwara, quien está a cargo de la dirección de la cinta, ha logrado una aceptable adaptación, con sus respectivos fallos, pero digna de la serie.

Lo primero de todo, la trama es bastante fiel al anime, adaptando los ocho primeros capítulos que componen su primera temporada, aunque excluyendo algunos personajes y tramas que aparecen durante la historia, pero entendible ya que resulta muy difícil incluir todo el contenido en una película de dos horas de duración. Para los que no conocen nada sobre el anime y están dispuestos a verla, no van a tener ningún problema, puesto que está realizada de manera accesible tanto para los fans como para los que no lo son. Eso sí, los seguidores de la serie apreciarán más la cinta, mientras que los que no conocen nada sobre ella puede que no les llegue a atraer del todo.

En cuanto al reparto, algunos de ellos me han sorprendido para bien, cosa que no esperaba por lo comentado anteriormente. Es cierto que muchas de las interpretaciones no llegan al nivel de sus personajes en el anime, pero se nota el esfuerzo por querer hacerlo lo mejor posible. Masakata Kubota, Fumika Shimizu y Nobuyuki Suzuki que interpretan a Kaneki, Touka y Amon respectivamente, son los tres actores que posiblemente lucen mejor su papel durante la película. El resto del reparto no está mal del todo (algunos mejores que otros), pero a veces tienden a sobreactuar, lo que hace que su papel sea menos creíble. Es cierto que el guión, aunque sencillo, es casi igual al del anime, incluso algunos diálogos son calcados, motivo por el cual los actores son propensos a imitar completamente al personaje, lo que les obliga en cierta parte a imitarlos.

No se abusa de los elementos CGI, pero sí que los hay porque la propia trama los exige, y lo poco que aparecen están correctos, teniendo en cuenta el presupuesto del que dispone este tipo de películas, aunque podía haber estado mejor. A esto se le unen unas secuencias de acción de gran calidad, a pesar de que otras son un pelín más flojas . Por otra parte, la BSO está bien, encajando en las escenas pero sin destacar demasiado.

En definitiva creo que, a pesar de sus fallos, la película resulta entretenida, siendo posiblemente uno de los live-action que más he disfrutado de los últimos años, aunque el nivel no estaba muy arriba. No me cabe duda de que los fans de Tokyo Ghoul apreciarán el trabajo realizado, haciendo incapié en la cinta como adaptación fiel.

Christian Mesa

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Junio 2018 09:52
Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Trailers

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.