COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Formilla Live Chat

Entrevistas

Sam Claflin, Sinsajo

De visita por Madrid para acudir a la premiere de Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1, Sam Claflin ha revolucionado la ciudad por unas horas, con los miles de fans que acudieron al evento para saludar al actor, conseguir un autógrafo o incluso una foto, demostrando el gran tirón de la saga en nuestro país, que mejora con cada película. En un céntrico hotel de la capital, Claflin nos recibe para hablar de la nueva película, de la saga y de todo lo que ha supuesto para él trabajar en la franquicia. Perfectamente despeinado, humilde pero desplegando encanto y simpatía, el actor contestó a nuestras preguntas en esta entrevista.

¿Qué ha supuesto para ti a nivel profesional formar parte de Los Juegos del Hambre?
Todavía encuentro extraño poder llamarme a mí mismo profesional, pero, por supuesto, es un privilegio y un honor. Me siento muy, muy afortunado. Realmente es todo lo que puedo decir. Si hubiera sabido lo que significaba antes de aceptarlo, hubiera luchado por este papel con mi tridente (risas). Está siendo una experiencia increíble de principio a fin. Definitivamente me ha permitido entrar en habitaciones más importantes y conocer a gente más importante, y me ha permitido hacer más películas de mi propia elección, no estar tan desesperado por destacar. Todo ha sido positivo.

Su personaje sufre un cambio enorme entre la película anterior y ésta. ¿Cómo ha sido ese cambio para él a la hora de interpretar el personaje?
Es cierto, es cierto. En la película anterior puede darte la impresión de que lo tiene todo y en esta película te das cuenta de que no tiene nada. Creo que en verdad, este es el auténtico Finnick Odair, el Finnick Odair que me hizo realmente enamorarme del personaje en un primer momento. Porque hay un montón de similitudes entre él y yo. La vulnerabilidad, las inseguridades, la soledad… Esa sensación de estar perdido muy a menudo. Y este es el verdadero Finnick Odair, éste es él con la guardia baja. El modo en que se lo describo continuamente a la gente es el efecto Marilyn Monroe. A puerta cerrada, ella era un ser humano muy vulnerable, pero cuando la cámara estaba delante, era la Marilyn Monroe que todo el mundo conoce y recuerda. Y creo que con Finnick es exactamente lo mismo. No hay cámaras en el Distrito 13, así que vemos su verdadera naturaleza. Es un sueño hecho realidad poder interpretar a un personaje en dos vertientes tan diferentes. Enseñar las dos caras de la misma moneda.

¿Cómo llevas la fama y haberse convertido en un sex symbol para las adolescentes? Porque ayer en la premiére le oímos decir que se sentía como Jennifer Lawrence.
Bueno ayer en la premiere, lo que dije es que, si hubiera estado Jennifer Lawrence, las chicas no me hubieran hecho ni caso (risas). No sé. Intento no prestar mucha atención o pensar en todo esto demasiado, no me gusta mi cara ni mirarme mucho al espejo, ni casi en las películas, lo hago, pero sólo para ver qué estoy haciendo mal y qué puedo mejorar la próxima vez. Me veo en las películas, pero preferiría no hacerlo. En cualquier caso, procuro siempre trabajar en película que luego me gustaría ver. Es un consejo que me dio mi padre. Siempre me decía que no tiene sentido trabajar en una película que no querrías ir a ver tú mismo. Tienes que disfrutar. En lo de ser sexy… No me veo así, aunque es halagador que por algún motivo la gente lo piense. Creo que lo que pasa es que me confunden con Liam Hemsworth.

¿Cómo es haber compartido reparto con Philip Seymour Hoffman en una de sus últimas películas?
Fue realmente increíble. Soy un gran admirador suyo. Para mí siempre ha sido un héroe. Era una leyenda. Uno de los mejores actores de su generación. A cada personaje que interpretaba le daba una nueva vida, una nueva energía, bajo una nueva luz, con nuevas características. Era un actor de verdad, uno de los pocos. Ha sido increíble compartir pantalla con él, trabajar con él, observarle, mirarle y poder hablar con él. Es muy duro pensar que ya no está con nosotros, y es algo que no creo que podamos superar ninguno de nosotros. Creo que es lo correcto que la película esté dedicada a él, porque puso todo lo que tenía dentro en el proyecto.

Supongo que ahora te llegarán muchos papeles ¿pero qué tiene que tener un personaje para que lo aceptes y cuáles son los proyectos de futuro?
Tienen que diferentes, desafiantes… un ser humano complejo y tridimensional. No necesariamente humano, puede ser un robot (risas). Tiene que ser algo que no haya hecho antes. Estoy haciendo un esfuerzo para evitar repetir el mismo papel en cada película que haga el resto de mi vida. Quiero parecer físicamente diferente, tanto como emocionalmente porque me encantan los desafíos. Hasta ahora he tenido mucha suerte al trabajar con la gente con la que he trabajado, actores y directores, y espero que me permitan que siga así. Me gustaría demostrar que hay más en mí de lo que parece a simple vista. En 2015 comenzaré a rodar una película llamada Me Before you, basada en un libro de Jojo Moyes, una historia bella y deprimente sobre un hombre que lo tiene todo pero sufre un accidente y se queda paralítico de cuello para abajo y se centra en la relación con su cuidadora, conociéndose el uno al otro y explorando la vida. Emilia Clarke interpreta a la cuidadora. También el cambio físico del personaje es una oportunidad para desafiarme a mí mismo.

Desde el inicio se ha comparado Los Juegos del hambre con otras sagas para jóvenes de cine y novelas. ¿Cree que son justas esas comparaciones? ¿En qué cree que se diferencian realmente?
Creo que son muy diferentes, pero al mismo tiempo tienen a la misma audiencia como objetivo. Por supuesto que siempre van a existir comparaciones de todo tipo. El hecho de que la mayoría, si no todas, las novelas para jóvenes tienen una protagonista femenina (le recordamos El Corredor del Laberinto como excepción y confiesa no haberla visto todavía). Divergente, Crepúsculo, Cazadores de Sombras… todas tienen personajes femeninos fuertes. Todas tienen un componente de ciencia ficción o al menos de figuras de otro mundo, sobrenaturales. Pero creo que ésta es muy distinta. La historia es diferente. Hay un triángulo amoroso, pero no es el núcleo de la historia… No lo sé. Es una pregunta complicada. Necesitaría una hora más para pensar en la respuesta. Te puedo escribir una lista con las diferencias y similitudes (risas).

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo