COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Síguenos

Formilla Live Chat

Entrevistas

Entrevista Sam Mendes nos habla de Spectre

Llega afónico debido al viaje a los múltiples compromisos con la prensa, que no le han dejado descansar la garganta, pero Sam Mendes aparece lleno de energía y con ganas de discutir a fondo sobre Spectre, la nueva película de 007 protagonizada por James Bond. El director, siempre recordado por películas como American Beauty o Camino a la Perdición ha pasado por Madrid y esto es lo que nos ha contado sobre la película y su paso por la franquicia.

Spectre es, según ha dicho usted, su última película como director de James Bond, y tiene un final mucho más cerrado que el resto de la saga. Si le dieran la opción a que fuese la última película de la historia de Bond, ¿diría que sí?
No, claro que no. Quizá la última película en mi parte de la franquicia de Bond, pero no la última de la saga. Lo curioso que es que casi la primera pregunta que me hacen siempre es “¿hará otra?” y sí, me halaga, pero imagínate que estás corriendo una maratón y te quedan los últimos metros y te preguntan si quieres correr otra maratón mañana. No lo quieres ni pensar en ese momento.

¿Si alguien le hubiera dicho hace 15 años que iba a dirigir varias películas de Bond, hubiera pensado que estaba loco?
Sí, sin duda. Me crie con Bond, con la época de Connery y Moore, pero luego le perdí la pista al personaje, pero cuando eligieron a Daniel sí que me interesó como público, pero luego me llevó cinco años hacerme a la idea de dirigir una, así que me habría sorprendido muchísimo que me lo dijesen hace 15 años.

En esta película a Bond le vienen a visitar todos los fantasmas del pasado, un poco como en el Cuento de Navidad de Dickens. ¿Se lo planteó así, la redención final del personaje después de que le visiten los fantasmas?
Eso es muy bueno, me gusta. Si no te importa, voy a usarlo (risas). Bueno, ahora que lo mencionas, siempre fue mi intención (risas). Pero sí es cierto que es un intento deliberado hacer que sintamos que todas las películas que ha hecho Daniel llevan a este momento, que termina aquí. Es deliberada esa sensación de cierre. No quiere decir que él no vaya a hacer otra, eso es completamente decisión suya, pero sí que me gusta esa sensación de cierre.

Como ha dicho esta película intenta unir las anteriores películas de Daniel Craig como Bond, algo que no se había visto en la saga. ¿Cuando llegó a la franquicia ya tenía claro que ésta era la dirección que quería que tomase?
Sí, sí. Cuando hicimos Skyfall nos arriesgamos bastante, con el tema de verlo envejecer, que el personaje diga que está envejeciendo, fallece un personaje importante… Y en esta película contamos la historia de un hombre que ha sido profundamente afectado por la muerte de la mujer a la que amaba, y también de su madre y mentora. Tradicionalmente las películas de Bond han hecho otra cosa, son películas que las puedes ver aisladas, sin relación. Pero debido a que la audiencia respondió tan bien a esa idea personal, a ese pasado, que por eso quise indagar en esa línea. El público podía haber dicho que no, que no le interesaba, pero les gustó, y por eso seguí por ese camino.

En Skyfall tuvo más libertad, pero en esta ocasión ha tenido que lidiar con la continuidad de esa película y de las anteriores de Craig, además del universo Bond como Spectra. ¿Cómo consigue mantener su propia voz?
Pues me ha sorprendido bastante a la hora de incluir todos esos momentos personales, que pudiera funcionar tan bien, por eso hay tantas referencias. Skayfall trata de dos hermanos peleando por el amor de una madre, y en esta caso son dos hermanos peleando por el amor de un padre. La anterior era posterior a Julian Assange, a mí me interesaba mucho el tema, y esta es post Edward Snowden y refleja el tema de Gran Hermano, las cámaras de seguridad, esta vigilancia permanente… Trata también del legado, de la herencia… ¿qué vas a elegir, una mujer, un amor, o tu pasado, tu carrera, tu historia? ¿Qué legado vas a dejar? ¿Qué huella vas a dejar en el mundo? Todo esto son temas muy personales y pude incorporarlos en la película. No es inusual que en una gran franquicia puedas hacer algo que sientas como muy personal. Me siento orgulloso de haberlo llevado a un terreno que me interesa a mí en lo personal. Pero además, esto es lo que me gusta. Cada peinado, cada vestuario, cada línea de diálogo es la que me gustaba a mí, nadie ha interferido, me han dado espacio y han apoyado esa visión mía. Ha sido conmovedor y me siento orgulloso.

Spectre tiene también muchas referencias a anteriores películas de 007. ¿Hubo alguna en particular que le inspirase o a la que quisiera hacer un guiño en particular?
Creo que mucha gente piensa que hace referencia a muchas más películas de las que realmente son. Cuando empecé a hacer Skyfall decidí no ver ninguna película de Bond, así que llevo seis años sin ver películas de Bond. Pero sí que las recuerdo de mi infancia. Recuerdo Vive y Deja Morir, y es verdad que rendimos tributo a esta película al principio de la película, también a Desde Rusia con Amor en la pelea del tren, esas dos sí que fueron conscientes. Pero cuando la gente ve que está en la nieve, piensa que es referencia a La Espía que me Amó, y no, simplemente es una secuencia en los Alpes, no tiene nada que ver. Pero cuando hay 24 películas, la gente dice que se parece a ésta o aquella, y sí, claro, pero es porque Bond ha estado ya en todas partes. Creo que hay parte de homenaje y parte que estará en la imaginación del espectador.

Antes hablaba del legado. ¿Cuál cree que ha sido su legado al pasar por la franquicia?
Eso lo debéis decidir vosotros. Y no intento evitar la pregunta, pero es que es imposible definir desde dentro lo que tú haces. Aprendes mucho, pero desde dentro no puedes tener esa perspectiva. Yo he hecho las películas que me gustaría ver como aficionado, y espero que sirva de aliento para que buenos directores sigan esa estela y que no les preocupe agradar a los demás, sino agradarse a sí mismos y que se arriesguen. No sé si eso sería mi legado, sería bonito que lo fuera.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo