Rambo ★★★

Crítica de la película Rambo

Una secuela que no era necesaria pero que aún así es muy entretenidaine

Mientras escribo estas líneas, se está terminando de realizar la que será la quinta entrega de la saga de Rambo, la cual empezó en 1982 con Acorralado y que, tras su rotundo éxito, la secuela estaba asegurada. Antes de analizar esta película voy a hacer un breve resumen de quién es John Rambo por si hay algún rezagado que no sepa quién es, evitando spoilers de la película original por si alguien aún no la ha visto.

El personaje de Rambo es el protagonista de la novela “Primera Sangre” del escritor David Morrell, quien mientras daba clases en la Universidad de Iowa vio que muchos jóvenes que volvían de la guerra de Vietnam eran incapaces de adaptarse a la vida civil, padeciendo serios problemas de concentración, estrés postraumático o dificultades para controlar la ira. De esta manera nace el personaje de Rambo, un veterano de guerra que había desempeñado con honores su trabajo en Vietnam pero que al regresar a casa se encontró con un país que no sólo le despreciaba y le daba la espalda sino que, además, no le daba opciones para reinsertarse en la sociedad y ganarse la vida, teniendo casi que mendigar para sobrevivir hasta que choca con el Sheriff de un pueblo con ganas de tocarle las narices y Rambo se desata provocando el caos.

La novela es mucho más violenta que la película Acorralado, en la que Rambo (Sylvester Stallone) sobre todo se defiende intentando provocar el menor daño posible, evitando matar a sus atacantes quienes no terminan de entender contra quien se están enfrentando. La mejor manera de resumirlo sería parafraseando al gran Clint Eastwood en Gran Torino: “¿Nunca os habéis cruzado con alguien a quien no deberíais haber puteado? Ese soy yo...”. En efecto, ese es John Rambo.

La secuela llegaría en 1985 dirigida por George Pan Cosmatos (Cobra, Tombstone) con guión de James Cameron y Sylvester Stallone quien, tras haber conseguido crear un personaje tan querido como era Rambo, ahora pretendía utilizarlo para representar en cierta manera la conciencia americana con respecto a la guerra de Vietnam y a los prisioneros de guerra que se quedaron olvidados sin que a nadie pareciera importarles (excepto a Chuck Norris en sus películas de Desaparecido en Combate).

Tras los sucesos ocurridos en la primera película, Rambo (Sylvester Stallone) cumple condena realizando trabajos forzados en una cantera en la que pasa los días picando piedra cuando el coronel Trautman (Richard Crenna) le ofrece la oportunidad de volver a la acción en una misión para recuperar prisioneros de guerra en Vietnam o, por el contrario, permanecer picando piedra los cinco años que le quedan de condena. Si la misión tiene éxito, incluso es posible que el Presidente le conceda el perdón, por lo que Rambo decide aceptar la oferta.

Cuando Rambo llega a la base de operaciones en Tailandia, se encuentra con Trautman y con el jefe de la operación, el Marshall Murdock (Charles Napier), quien nos presenta perfectamente al personaje de Rambo en una breves líneas de guión en las que repasa su historial militar: “Rambo, John J., nacido el 7 del 6 del 47 en Arizona, descendencia indio-germana, una mezcla curiosa… Se alistó en el ejército el 6 del 8 del 64, aceptado en la sección de fuerzas especiales, armas ligeras, practicas de medicina, piloto de helicóptero y sabe idiomas. 49 muertes confirmadas, dos Estrellas de Plata, cuatro de Bronce, cuatro Corazones Púrpuras, la Cruz de los Servicio Distinguidos, Medalla de Honor. No ha perdido el tiempo… Increíble”. Es entonces cuando Murdock confiesa a Rambo el objetivo de su misión: infiltrarse entre las líneas enemigas para fotografiar el campamento en busca de evidencias que demuestren que hay prisioneros de guerra, sin enfrentarse al enemigo en ningún momento. Si resulta que hay prisioneros de guerra, otro equipo Delta Force a las órdenes de Trautman liderará la operación de rescate.

Con ayuda de Co Bao (Julia Nickson), una nativa que hace de agente de campo, consigue llegar hasta el campamento y descubre que en él hay prisioneros de guerra, decidiendo liberar a uno de ellos como prueba pero cuando llegan al punto de recogida y Murdock descubre que ha liberado a uno de los prisioneros, decide suspender la misión, abandonando a Rambo con el enemigo. Así empieza esta aventura en la que Rambo tratará de liberar a sus compañeros de guerra abandonados por su país y vengarse de Murdock.

Lo primero que llama la atención de esta película con respecto a su predecesora es la violencia de su protagonista quien, como decía al principio, en Acorralado trataba de evitar cualquier conflicto y sólo en caso de ser necesario usaba la violencia pero siempre de manera defensiva, nunca ofensiva. Es decir, no mataba a nadie, “sólo” mutilaba, lesionaba, dejaba inconsciente… y con ello sólo quería disuadir a sus atacantes como diciendo: “Dejad de tocarme las narices, que no tengo el ch… para farolillos…”; hasta que llega un punto en el que el uso de la violencia se hace inevitable para evitar que lo acaben matando.

En esta ocasión, vemos a Rambo en su hábitat natural, en la selva, en la lucha de guerrillas y ahora no busca disuadir, sino neutralizar al enemigo matándolo y para ello usará todo tipo de armas: su famoso y mejorado cuchillo, ametralladora, arco con flechas normales, con flechas explosivas, lanzacohetes…

Se nota que estamos a mitad de los 80, que los tiempos están cambiando y que la acción en esta película busca más la espectacularidad que la credibilidad, distanciándose notablemente de la propuesta de su predecesora en la que se pretendía que fuera más creíble (dentro de que no dejaba de ser una película de acción) con todo el asunto de supervivencia en el bosque y el asalto al pueblo. Recordemos que este mismo año se estrenaría Commando, una de las películas más queridas de Arnold Schwarzenegger en la que su protagonista también demostraría unas habilidades únicas en combate que le permitían enfrentarse el sólo a todo un ejército y salir victorioso. Como digo, se nota que los tiempos estaban cambiando y que la fórmula utilizada en Acorralado ya no podía repetirse, necesitaban sorprender al espectador con un super soldado con un físico portentoso, unas habilidades de combate increíbles, con una lealtad y moralidad extrema… El héroe americano perfecto, que lo da todo por su país y que espera que su país le pague con la misma moneda.

Esto lo consigue Stallone en esta película y por ello el presidente de EE.UU. de aquel entonces (Ronald Reagan) elogió al actor por haberse convertido en un símbolo del Ejército de los Estados Unidos.

La película está cargada de mensajes políticos que critican la frialdad con la que los soldados americanos han sido tratados tras la guerra de Vietnam en la que el pueblo americano se limpió las manos, dejando que los soldados pagasen los platos rotos, tanto los que volvían de la guerra (es de lo que habla Acorralado) como los que se quedaron allí (de lo que va esta película). En una de las muchas discusiones que hay durante la cinta entre Trautman y Murdock, este habla de los prisioneros de guerra en términos económicos, reconociendo que no se les rescata por el coste económico que ello conlleva… “¿Cree que alguien se va a levantar en el Senado de los Estados Unidos pidiendo millones de dólares por un par de fantasmas olvidados?”

Una de las señas de identidad de las películas de acción de los 80 son las frases y diálogos que desde la primera vez que los oyes, se quedan grabados en tu memoria y pasan a formar parte de la historia del cine de acción. En esta película no podían faltar algunas de ellas como por ejemplo: "A lo que usted llama infierno, él lo llama hogar"; “Usted es el que ha cometido el error… Rambo”; o mi preferido:

  • Rambo: "Yo soy prescindible"
  • Co Bao: "¿Prescindible? ¿Qué significa prescindible?"
  • Rambo: "Es como si alguien te invita a una fiesta, tú no apareces y a nadie le importa"

La película fue un enorme éxito, recaudando nada menos que 300 millones de dólares en todo el mundo sobre un presupuesto de 44 millones, convirtiéndose en la segunda película más taquillera en su año por detrás de Regreso al Futuro (Robert Zemeckis) 

En conclusión, estamos ante una película de acción muy entretenida que profundiza con acierto en los conflictos morales de la sociedad americana con respecto al tratamiento que se ha dado en ciertas guerras a los soldados, los cuales ya habían sido propuestos en Acorralado, y que durante todo el metraje están acompañados de escenas de acción de las de antes, que son pura adrenalina y con una música a cargo de Jerry Goldsmith que ya es legendaria.

Rubén Arenal

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Sábado, 23 Marzo 2019 11:33
Valora este artículo
(0 votos)
Rubén Arenal

Nací en Cantabria en 1987 y uno de los primeros recuerdos de mi infancia es estar con cuatro años en la sala de cine viendo La bella y la Bestia (1991) con mi padre. Pasaron los años hasta que una noche vi en televisión Lawrence de Arabia y recuerdo que tras ver la película quedé extasiado. Desde entonces, el cine dejó de ser un entretenimiento y se convirtió en una herramienta con la que aprender y crecer como persona, ya que considero que una película tiene la capacidad de arañarte por dentro y dejarte cicatrices: algunas son superficiales y se curan con facilidad y, otras, te acompañan de por vida. Después de tantas “cicatrices”, decidí escribir sobre cine para contar mis experiencias tras ver una película y mostrar las “cicatrices” que me han dejado las mismas.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp