Una película que la reunirá con el director de X-Men: Dark Phoenix, Simon Kinberg, y que además reunirá a cuatro nombres más que interesantes de actrices, para contar un thriller de espías. La película, con el título de 355, estará escrita por Theresa Rebeck, y la intención de los implicados es la de convertirla en una franquicia al estilo de la saga Bourne o Mission Impossible.