Los nuevos modelos tienen una capacidad de resolución de 33 millones de píxeles.

Disfrutar de Juego de tronos y viajar a Invernalia solo con la ayuda de la vista y el oído, sin necesidad de pedirle la ubicación a George R. R. Martin (os advierto que el famoso escritor nunca responde a los e-mails con remitentes no identificados), empieza a ser una posibilidad con el 8K. La multinacional japonesa Sony ha puesto en marcha la comercialización de un espectacular modelo Premium, de la familia Z9G; el cual posee paneles OLED y LCD, control de retroiluminación local, procesador de imagen X1 Ultimate (el propio de la compañía) y un alto rango ampliado X-tended Dynamic Range PRO.

Todas estas prestaciones se completan con una pantalla de 98 pulgadas, que viene a ser como una sala de cine integrada en el salón de casa, que permite una atmósfera envolvente para conseguir una experiencia audiovisual mucho más completa que la ofertada por la tecnología 4k. El único problema está en el precio estimado de salida de semejante electrodoméstico, ya que este ronda los 63.000 euros.