Abracadabra ****

Julio 31, 2017
Buena sátira Pablo Berger arriesga y nos zambulle con estilo en la comedia negra.

Estamos ante una de esas películas que va a poner a prueba el criterio de críticos y espectadores. Porque gustará mucho. O gustará menos. O no gustará nada a algunos. Porque no es la comedia disparatada al uso que podría esperarse parte del personal. Porque tiene unos giros de tono en segundos que siempre te pillan desprevenido, lo cual considero bueno, oportuno, incluso necesario, para remover ideas en el espectador, que imagino es el objetivo prioritario para el director. Y todo eso es lo que la diferencia de otra comedia negra del montón: su capacidad para arriesgar.

Berger le echa mucho valor en este ejercicio y le echa un pulso a las expectativas del público, incluso de sus fieles, sometiéndoles a una especie de viaje que es en su conjunto más cercano a Torremolinos 73 que a Blancanieves, aunque los ecos arrebato visual y provocador salen a la luz como ráfagas en varios momentos.