Crítica de la película Ahora me ves 2

Fallida aunque entretenida segunda entrega de estos magos tan peculiares. Si ustedes recuerdan la primera entrega de Ahora me Ves, fue una de las sorpresas del verano de 2013. La cinta de Louis Leterrier convertía a un grupo de ilusionistas en una suerte de grupo de superhéroes perseguidos por la policía, con ganas de impartir justicia. Y lo hacía con mucho carisma, mucha imaginación y un final inesperado y realmente convincente. La mayoría de esos elementos han desaparecido en la secuela, que es más larga, quiere ser más espectacular y a la vez sorprendernos como la primera entrega. Y no consigue ninguna de esas cosas porque le falla lo principal, el guión. Y algún que otro elemento disonante, la verdad.

Porque la trama de la película, con los ilusionistas convertidos en víctimas de una ilusión, no funciona como realmente debería. No le hinca el diente al potencial de convertir a los artistas del engaño en engañados, presentando un par de ideas de guión algo ridículas (una de ellas tiene que ver con Woody Harrelson, pero no podemos contar más sin destripar la “sorpresa”) y sin saber explotar al personaje femenino nuevo, interpretado por Lizzy Caplan, y que es de lo mejor de la película. Hace que se nos olvide la ausencia de Isla Fisher, aunque no es la única. Falta también Melanie Laurent, y esa ausencia pesa porque descompensa el reparto. Mayor número de personajes femeninos, más interesante la historia. Esa matemática pocas veces falla, la verdad.