Summer Camp ***

Junio 06, 2016
Alberto Marini debuta como director de largometrajes con esta vertiginosa película, en la que las influencias del gore contenido de Rabia y The Walking Dead son más que evidentes.

Después de colaborar en filmes del tipo de Darkness y Dagon, el italiano Alberto Marini da el salto profesional en calidad de cineasta, para plantar en la cartelera esta pesadilla de metamorfosis heredadas de Posesión infernal (Sam Raimi, 1981); aunque con explicaciones más psicodélicas que sobrenaturales.

Rodada en inglés y con un elenco interpretativo limitado a cuatro protagonistas y a un puñado de secundarios, el creador transalpino narra los problemas de dos monitores de un campamento de verano, cuando ellos y las dos chicas americanas que están matriculadas en los cursos de supervivencia ofertados son atacados por un extraño virus, que les convierte en depredadores violentos y sin capacidad de raciocinio.