Y de Repente Tú ****

Agosto 14, 2015
Irreverente, soez e inteligente comedia sexual. Cambiando los roles habituales de este tipo de comedias, Amy Schumer ha demostrado que puede ser una perfecta incorporación a la comedia actual, no sólo con su desparpajo a la hora de interpretar, sino también con un guión que toma los tópicos de las comedias sexuales y les da la vuelta, poniendo al frente de la misma a un personaje femenino, que usa a los hombres como si fueran pañuelos, tiene una carrera profesional de éxito y una personalidad arrolladora. Normalmente este tipo de personajes son presentados como antipáticos, estúpidos, oscuros… pero en este caso la protagonista es realmente atractiva en todos los sentidos y sus conflictos vienen más por sus relaciones familiares, que por las personales o sexuales.

Una escritora de una revista masculina disfruta la vida a su manera, sin preocuparse por las convenciones más comunes, buscar pareja, casarse, tener hijos… pero tiene problemas con la familia, sobre todo con la tensa relación entre su padre y su hermana. Las cosas cambiarán, pero no del todo, cuando se encuentre con un joven médico para deportistas que podría cambiar su forma de entender el mundo y la pareja… Sí, puede sonar a pequeña bajada de pantalones… pero vean la película y opinen después de verla. La película no habla de que ella pierda su independencia laboral o emocional. La película aboga por la familia como concepto general, no como tener hijos y dejar el trabajo. De ahí que el conflicto sea con el padre…

Schumer brilla con un personaje escrito por ella misma, que rezuma carisma y atractivo (no, no es la actriz más guapa del mundo, ni falta que le hace… tiene algo, algo distinto. Y toneladas de talento), y mala uva a la hora de juzgar a sus parejas sexuales. A su lado Bill Hader es un pelele, la verdad. Un tipo demasiado aburrido… Los secundarios (cameos brillantes incluidos, ojo a la película en el cine) son quienes brillan, desde la genial Tilda Swinton, la versión oscura y divertida de Meryl Streep en El Diablo viste de Prada, Brie Larson y dos sorpresas, LeBron James interpretándose a sí mismo, con varios momentos gloriosos (la exhibición) o John Cena, con una de las escenas de sexo más divertidas del año, por no hablar de su visita al cine…

Humor muy soez y vulgar, pero no respecto a escatología, sino al sexo. Humor ácido y corrosivo sobre la torpeza de los hombres en la cama, sobre cómo hacer que las relaciones funcionen, sobre cómo dormir con tu pareja y que no sea… raro… Las relaciones muchas veces se crean en torno al sexo y Schumer lo aprovecha para hacer sangre con mucha mala leche y ganas de reírse de todo y todos, empezando por sí misma. Es la primera película que Judd Apatow dirige en la que no escribe el guión, y como no es precisamente David Fincher, su presencia tras la cámara casi ni se nota. Al final el mensaje es algo conservador, sí (no hay que tener miedo a que te rompan el corazón, etc), pero el camino es divertido, sarcástico y muchas veces hilarante. Por eso cuando el drama llega, lo hace con fuerza, y funciona aún mejor… Y, ojo, tiene algún spoiler dentro de la peli (como lo de Sospechosos Habituales…). Pero es muy divertida y emocionalmente inteligente.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 76 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp

Whatsapp 320

Publish modules to the "offcanvs" position.