Crítica de la película Voces

Terror patrio con buen armazón narrativo pero un guión excesivamente tramposo.

     Voces es una nueva apuesta por el cine de terror en nuestro país que se convierte en la película perfecta para que volvamos a las salas de cine tras la pandemia, para instalarnos cómodamente en nuestra sala favorita y disfrutar con sus poco más de 90 minutos de tensión y sustos medidos en torno a una casa en la que suceden cosas muy, muy extrañas. Para conseguirlo la película se apoya en su excelente reparto y en una dirección y puesta en escena magníficas para sobrevivir a las trampas y lagunas de un guión que necesitaba una vuelta de tuerca más. O dos o tres, realmente. Pero al final la película consigue su propósito. Asustarnos durante un rato y hacernos disfrutar con ello.