A la luz del rumor de que Apple y Netflix luchan por los derechos de la última entrega de James Bond, han aparecido las cifras de presupuesto en contenido que manejan todas las compañías de streaming más importantes del mundo.

      Todos conocemos ya el rumor, algo vago, de que la nueva entrega de James Bond podría pasar a streaming si las intenciones de Netflix o Apple llegan a buen puerto, con una puja por la película que parece haber sido desmentida por MGM, la responsable de Sin Tiempo para Morir. La película no está a la venta, aseguran, aunque Netflix y Apple no han hecho declaraciones al respecto, y no se espera que la hagan. Ambas compañías tienen el dinero necesario para hacerlo, sin duda, aunque no gastan lo mismo en contenido, y si se confirmasen las ofertas, estaríamos hablando de varios cientos de millones de dólares, seguramente (y esto es una opinión, si me lo permiten) cercanos a los 500 millones. Amazon ha asegurado que ellos no han pujado por la película, y desde MGM se asegura que la intención es que el público vea a James Bond en cines. Sobre todo porque Universal tiene algo que decir al respecto, al llevar los derechos internacionales de la cinta…

La última película de Daniel Craig como James Bond tiene programado su estreno en cines para el 2 de abril de 2021.

      El crítico de cine y guionista Drew McWeeny ha informado en Twitter que Apple está buscando adquirir los derechos de la próxima película de James Bond, Sin tiempo para morir, para su servicio de streaming, Apple TV+.

La compañía parece dispuesta a apostar cada vez más por sus servicios y ofrece tres categoría de bundles para aunar en un solo pago música, streaming y almacenamiento en la nube, entre otras

      Una de las circunstancias más complejas a las que se han enfrentado las compañías durante la pandemia ha sido mantener el volumen de ventas en un mundo en el que no era sencillo enviar mercancías, más allá de las necesarias, entre fronteras. Ese ha sido uno de los motivos por los que las ventas de gadgets de Apple se han estancado en estos tiempos, haciendo cada vez más necesario el mercado de servicios, en el que Apple tiene mucho que ofrecer, pero hasta ahora exigía que el usuario pagase varias cuotas mensuales que limitaban nuevamente el mercado, sobre todo con la llegada de Apple TV+ que ha ido creciendo de forma increíble pese a las limitaciones, añadiendo nuevas series y además firmando grandes contratos con muchas estrellas, incluyendo por ejemplo lo nuevo de Martin Scorsese…

La empresa de videojuegos ha llevado el caso a los tribunales a Apple y Google después de que ambas compañías retirasen Fortnite de la App Store y Play Store por saltarse las normas de ambas tiendas.

      Está siendo una de las noticias más controvertidas de los últimos días, especialmente en el mundo de los videojuegos. La empresa de videojuegos Epic Games, creadores del fenómeno Fortnite y que se han convertido en referente pero no sólo por el juego, sino también por la creación del mítico Unreal Engine, uno de los motores gráficos más empleados del mundo del videojuego. La compañía se ha asociado no hace mucho con la empresa china Tencent Holdings y ahora se enfrenta a Apple y Google directamente y sin miedo, llevando a ambas empresas a los tribunales debido a Fortnite y su sistema de cobros en móviles. El juego sigue siendo uno de los más jugados del planeta y una fuente de ingresos continua para su empresa creadora. Por lo que esta guerra tiene mucho sentido porque hay mucho dinero en juego.

El cineasta ha firmado un contrato de exclusividad con Apple para crear contenido en cine y televisión para Apple TV +, contenido que Scorsese produciría o dirigiría para la compañía.

     Tras su paso por Netflix que le ayudó a lanzar El irlandés, película para la que no encontraba financiación, Martin Scorsese volvió a apuntar a los servicios de streaming para producir Killers of the Flower Moon, su nueva película con Leonardo DiCaprio y Robert De Niro, cuyo presupuesto superaba los 200 millones de dólares, algo que Paramount no podía permitirse inicialmente. Así que la productora de Scorsese, Siskelia Productions, empezó a buscar entre otras distribuidoras y servicios de streaming para poder cofinanciar su nueva película, ese thriller policíaco con aroma de western que nos traslada a los asesinatos sucedidos en una reserva de nativos americanos en  los años 20 en Oklahoma, Estados Unidos.

El proyecto de coste muy elevado ha obligado a buscar financiación en las plataformas de streaming y contará finalmente con Apple como una de sus principales fuentes.

   El proyecto Killers of the Flower Moon de Martin Scorsese lo tenía todo para convertirse en uno de los más interesantes para la audiencia de los próximos años. Un reparto liderado por Robert De Niro y Leonardo DiCaprio, una historia a caballo entre el western y el thriller, un paraje sin igual y uno de los mejores directores de nuestros tiempos, Martin Scorsese, al frente. Pero Paramount, encargada del mismo desde hace tiempo, se encontró con un pequeño inconveniente que nadie había calculado inicialmente. El presupuesto de la película se disparaba a los 200 millones de dólares, haciendo complicado, si no inviable, levantar el proyecto en solitario. Por eso empezaron a buscar socios para ayudar a financiar la película y parece ser que finalmente los han encontrado.
 

La compañía ha comprado la película a SONY que ha pospuesto su estreno debido a la pandemia, y ahora veremos la película en la plataforma de streaming de Apple, Apple TV+.

    Si hace unos días teníamos los casos de películas como la nueva versión animada de Scooby Doo o la secuela de Trolls, que se estrenaban directamente en streaming y VOD y no pasarían por cines, ahora nos encontramos con el caso de una película que pasará a streaming pero que ni siquiera lo hará de la mano de su compañía, sino que será otra quien lo haga, tras haber comprado los derechos de explotación de la misma a su distribuidora, SONY. Es el caso de Greyhound, la película de submarinos protagonizada y escrita por el propio Tom Hanks, que tenía estreno previsto para el mes de junio, pero que va a marcharse definitivamente al mundo del streaming y de la mano de Apple TV+
 

Con un presupuesto disparado a 200 millones de dólares, el cineasta está buscando nuevas fórmulas para financiar su próxima película de la mano de Netflix y Apple.

Tras el éxito de El Irlandés en Netflix, muchos esperamos con ansia lo nuevo de Martin Scorsese. En realidad siempre lo hacemos, pero al saber lo que envolvía a Killers of the Flower Moon, el interés se multiplicaba. La película estaría protagonizada por Leonardo DiCaprio y Robert De Niro, y tendría como base el libro de David Grann, con guión de Eric Roth para contar la historia de una serie de asesinatos dentro de una tribu india en los años 20, que llevan a una investigación federal en la que estaría implicado el propio J. Edgar Hoover en su juventud. Para muchos se trataba de lo más cerca que iba a estar Scorsese de dirigir un western y eso interesaba a los fans.

El representante de la firma Rosenblatt Securities, Bernie McTernan, asegura que es el momento idóneo para que esto suceda y que Apple podría dar un vuelco al panorama actual comprando Disney.

Antes que nada entienda el lector que se trata de una noticia meramente especulativa y que no hay ningún movimiento en esa dirección por el momento, pero que estos analistas se dedican justo a eso, a analizar el mercado tal y como se encuentra en este momento, y a intentar aventurar los movimientos del mismo. Ahora parece que Bernie McTernan lo tiene claro, en el análisis que ha publicado en The Hollywood Reporter, anunciando que Apple podría comprar Disney y dar un vuelco a la situación del mercado y de ambas compañías. Al parecer Apple tiene los medios económicos para hacer real la compra y además sería una importante adquisición para la compañía.

El próximo proyecto para Netflix y Apple, no sería una serie o una película, parecer ser que la siguiente jugada de estos dos ´colosos´ del streaming sería la adquisición de la MGM.

Igual que una partida de ajedrez, con estrategias bien calculadas y movimientos lentos pero efectivos. Así  podrían estar ocurriendo los hecho entre Netflix,  Apple y MGM, y  los directivos de estas tres compañías estarían echando humo. Es más que obvio que el formato ´streaming´ es uno de los más demandados en la actualidad, y cada vez son más las personas que eligen estas plataformas para disfrutar de películas y series desde su casa. Con esto, es normal que estas plataformas quieran contar con entre sus colecciones con estrenos de grandes industrias del cine.

Página 1 de 2