Sordo ★★★

Septiembre 09, 2019

Crítica de la película Sordo

Interesante pero a ratos fallida adaptación del cómic de Rayco Pulido y David Muñoz.

Una historia sobre la Guerra Civil española, sí, un género quizá demasiado trillado en nuestra filmografía, pero que aquí pretende ofrecer al espectador algo distinto a través de un tono cercano al western, más cargado de acción y donde la carga política sea menor. Los malos son muy malos desde el principio y los buenos, muy buenos. O eso parece. Que los hechos sucedan en la Guerra Civil parece casi una excusa para dejar fluir una historia que, por desgracia y pese a todas sus buenas intenciones, es muy irregular, pasando de momentos brillantes a otros que dejarán indiferente a la audiencia o, peor aún, le harán preguntarse si ha merecido pagar el precio de la entrada.

Sordo sigue la historia, en plena Operación Reconquista, de un maqui que, tras una operación de sabotaje que no sale como estaba planeada, pierde el oído y debe intentar sobrevivir sin ese sentido en mitad del bosque, rodeado de tropas nacionales que intentan apresarle o acabar con su vida, sin saber muchas veces no sólo quién es amigo o enemigo, sino si merece la pena seguir adelante cuando todo está en tu contra. Por ejemplo la naturaleza. Una lucha que tiene muchos elementos de western crepuscular, uno de sus varios aciertos, y que nos plantea un mundo de personajes duros, fuertes por obligación, enfrentados al paisaje que les rodea, y en el caso del protagonista, aislados del mismo debido a la sordera que les incapacita.