Es el rumor de la semana, o incluso del mes. Después de muchos meses hablando de una posible secuela de la mítica película de Tim Burton, uno de sus mejores trabajos, hace no mucho el propio director habló de que no estaba preparando por el momento la segunda entrega de Beetlejuice por lo que habría que esperar todavía un tiempo para llevar adelante el proyecto. Pues bien, ahora ha salido a la luz, a través de la web Bloody Disgusting, que el principal motivo para el continuo retraso de la película (que paree ser tiene el visto bueno de Warner desde hace una década) está en las manos de Michael Keaton, quien ha visto como su estrella regresaba con papeles como los de Birdman y Spotlight, y no ve muy claro lo de ponerse otra vez en la piel del fantasma. Y al parecer, según la web, Johnny Depp sería el elegido por Burton para sustituirle.