El tristemente fallecido actor protagonista de Black Panther, 42 o Manhattan sin Salida, falleció hace unos días víctima de un cáncer de colon, pero planeaba rodar Black Panther 2 pese a su enfermedad.

      Muchas son las muestras de cariño y de afecto que el público y la industria están mostrando al tristemente desaparecido Chadwick Boseman, y todas ellas más que merecidas. Durante cuatro años, en los que participó en los exigentes rodajes de Marvel de películas como Vengadores Infinity War y Endgame o Black Panther, el actor mantuvo en secreto su enfermedad y además se acercó a muchas personas que padecían la enfermedad para darles ánimos y fuerza, algo que ahora está saliendo a la luz. Su forma de enfrentarse a la enfermedad y no rendirse, hasta el último momento, es algo de lo más heroico que podemos ver y recordar, y esta idea sigue creciendo gracias a lo que acaba de revelarse en la prensa norteamericana.

Black Panther 2 podría contar de vuelta con Michael B. Jordan como el villano Killmonger, según apuntan las últimas informaciones.

Black Panther es un fenómeno, lo queramos o no, y es una de las candidatas a mejor película en la próxima gala de los Oscars de la Academia, además de haberse convertido el año pasado en la película de superhéroes más taquillera de la historia en USA, con más de 700 millones de dólares. Marvel todavía no ha hecho oficial la secuela, con fechas o detalles de la producción, pero es evidente que tendremos secuela y los miembros del reparto lo tienen claro. Vaya por delante que si no han visto Black Panther deben dejar de leer en este mismo instante.