La Cabaña *

Octubre 02, 2017
Una de las películas más mediocres del año, por desgracia. Y añado el por desgracia porque la oportunidad era buena. Había un buen reparto, con sólidos nombres como Sam Worthington, Octavia Spencer, Alice Braga, Graham Greene o Radha Mitchell, y había una historia con un punto interesante, que podía ofrecer una curiosa aventura que mucha gente seguro que se ha planteado en la vida real, ¿qué decirle a Dios si pudiésemos hablar cara a cara con él? ¿Y si además acabásemos de sufrir una terrible tragedia personal? Ese punto de partida y ese reparto es lo poco destacable en la mediocridad de una película dirigida a un tipo de público única y exclusivamente, las comunidades religiosas del cinturón de la Biblia americano, donde este tipo de cine funciona muy bien en taquilla.

Son películas con un fuerte componente religioso (cristiano, por supuesto) que tratan de engrandecer los valores de la religión y la fe, hablando de problemas cercanos donde un pequeño milagro cambia las cosas, y que tienen títulos de lo más variado que ya repasamos recientemente en la revista Acción. En este caso la historia es la de un padre que pierde a su hija, secuestrada y asesinada, y no es capaz de recuperar la esperanza, pese a los intentos de su mujer y sus otros dos hijos. Es entonces cuando recibe una casa que le invita a acudir a la cabaña donde su hija murió, y que parece escrita por Dios. De vuelta a la cabaña deberá decidir si lo que va a vivir es real o no, pero seguramente sea algo que cambie su vida para siempre…