Crítica de la película Dias Contados de Imanol Uribe

Director: Imanol Uribe; Intérpretes: Carmelo Gómez, Ruth Gabriel, Javier Bardem, Karra Elejalde, Candela Peña, Elvira Mínguez, Pepón Nieto, Joseba Apaolaza, Chacho Carreras, Pedro Casablanc, David Pinilla, Raquel Sanchís, Pepe Colmenero, Marga Sánchez, Mariola Fuentes, José Martorell, Álvaro Gómez, Encarnación Piedrabuena, Leopoldo Casares, Gloria Sirvent, Francisco Videto, Reyes Abades, Pietro Olivera, Imán Padellano. Año de producción: 1994 ; Nacionalidad: España; Guion: Imanol Uribe, basado en la novela de Juan Madrid; Director de fotografía: Javier Aguirresarobe; Música: José Nieto; Color; Duración: 93 minutos.

Un comando de la banda terrorista ETA prepara un atentado con bombas en Madrid, para lo cual destaca a uno de sus miembros más veteranos en un momento en que la propia organización vive tiempos de enfrentamiento interno por discrepancias de opinión en cuanto a las acciones terroristas que conviene emprender en los próximos meses. En esa situación, Antonio (Carmelo Gómez) entra en Madrid y pasa los controles de las fuerzas de seguridad haciendo gala de su carácter temerario, que preocupa e incluso ofende al resto de los miembros de la banda que le acompañan porque piensan que juega por su cuenta, sin reparar en el resto del equipo ni en las órdenes recibidas por sus superiores. Por si eso fuera poco, Antonio tiene un pasado afectivo tóxico e interrumpido con Lourdes (Elvira Mínguez), miembro del mismo comando, lo que embarra aún más la convivencia en el seno del grupo. Y para empeorar más la operación de cara al atentado que preparan, Antonio se encapricha de Charo (Ruth Gabriel), una joven yonqui que vive en el mismo edificio del centro de Madrid en el que se aloja y está rodeada de conflictos, trapicheos con criminales y enfrentamientos con la policía, lo que pone más en riesgo todo el plan para los atentados. Haciéndose pasar por fotógrafo, Antonio intima con Charo, le vende una imagen de sí mismo en la que oculta su verdadera naturaleza, pero finalmente quedará atrapado en su propia red de mentiras y equívocos sentimentales en un momento en que las vidas de todos los que le rodean a él y a Charo están marcadas por el destino y condicionadas por el entorno de crímenes y terrorismo en el que sin saberlo acabarán por cruzarse.