×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

La cuarta entrega de las aventuras de Thor, dirigida por Taika Waititi, parece estar a punto de confirmar a Christian Bale como su nuevo gran villano, con unos pocos flecos de las negociaciones por resolver.

Cuando desde Estados Unidos nos llega una noticia que indica que un actor está en negociaciones finales para interpretar a un personaje, eso suele significar que el trato está casi cerrado y que es cuestión de días. Pocas veces se echan atrás aunque a veces sucede. Por eso parece casi seguro decir que Christian Bale, el Batman de mayor éxito de la historia, está a punto de convertirse en el gran villano de la cuarta entrega de la saga Thor, Love and Thunder, que verá el regreso de Natalie Portman a Marvel también. Así lo ha asegurado The Illuminerdi cuando han anunciado no sólo que él actor está a punto de firmar el contrato, sino que será el gran villano de la película y será un personaje de otro mundo.

El actor está en conversaciones para volver al mundo del cómic de la mano de Marvel en Thor Love and Thunder.

Christian Bale está en boca de todo el mundo estos días.

El actor es uno de los mas que posibles canditatos a tener una nominación al Oscar por su papel en Le Mans 66, personaje por el que ya ha sido nominado al Globo de Oro. La película ha superado los 100 millones de taquilla en Norteamérica y, además, ha recibido excelentes críticas. Y por si eso fuese poco ahors Christian Bale podría regresar al mundo del cómic tras haber interpretado a Batman en la trilogía fe Christopher Nolan. Pero no sería una vuelta a DC, sino a Marvel...

 

El actor ha explicado que Warner tenía planes para una cuarta entrega de su Batman junto a Nolan y ha explicado por qué la película no llegó a suceder y él abandonó definitivamente el papel.

Parece ser que en estos momentos DC está en boca de todos, junto a la distribuidora de sus películas, Warner Bros. Por un lado sigue coleando el asunto del Snyder Cut con los fans exigiendo que Warner se moje y lance la esperada versión del director original de Liga de la Justicia. Y por otro, Christian Bale, que está promocionando su nueva película, la excelente Le Mans ’66, y ha hablado sobre su época sobre Batman y por qué nunca volvió ni volverá a ponerse el traje del Murciélago. De hecho, la gran noticia es que pudimos obtener una cuarta entrega de la saga dirigida por Nolan, pero aquello nunca sucedió…

Le Mans ’66 ★★★★

Noviembre 09, 2019

Crítica de la película Le Mans ’66

Perfecta para la temporada de premios, llena de pasión, ritmo y talento.

Una guerra entre dos compañías de coches que iba más allá de lo comercial, a lo competitivo, a un par de coches compitiendo en Le Mans por ver quién era el más rápido, y a Ford enfrentándose a Ferrari, la marca que había dominado la competición durante años. Parecía imposible que un coche americano pudiese vencer allí, pero la historia demostró lo contrario. Como ven, se trata de una historia americana, que es uno de sus pequeños problemas, que los espectadores se sientan alienados de la historia por ese orgullo de Ford contra Ferrari, y no se interesen por una película realmente brillante, que suena ya como posible candidata a los OScars, entre otros premios, este año.

Basada en hechos reales, presenta la historia de un conductor retirado, Carroll Shelby, obligado a retirarse realmente, que desea volver a las carreras aunque no sea detrás del volante. Al frente de una escudería, diseñando un coche, moldeándolo con un equipo y un piloto, papel clave que desempeñaría Ken Miles, piloto brillante y mecánico, aunque con un carácter muy peculiar. Entre ambos se enfrentarían no sólo a Ferrari, sino a las adversidades de trabajar para Ford, un equipo en el que la burocracia agotaba muchas de las fuentes de creatividad, y en el que el impulso marcado por el propio Henry Ford II, quedaban ahogadas por aquellos que le rodeaban y se encargaban de cambiar sus directrices en su beneficio. O en perjuicio de otros para no quedar en mal lugar…

El actor ha hablado sobre el nuevo Batman en una reciente entrevista, y tiene para él el mismo consejo que en su momento le dio a Ben Affleck cuando éste heredó el manto del murciélago.

Aunque es una anécdota que pasa de Batman a Batman y que hemos oído indirectamente por boca de varios actores en los últimos 30 años, es cierto que hace no muchos años, en The Graham Norton Show, Ben Affleck contó la anécdota de cómo se cruzó con Christian Bale en una tienda de disfraces, poco después de anunciarse que él sería el nuevo Batman, comprando disfraces para sus hijos, y que Bale fue encantador sobre el relevo en el personaje, y le dio un pequeño consejo “Asegúrate de que puedes mear con el traje puesto”. Ahora, años después, Robert Pattinson es el nuevo Batman y Bale no tiene problemas en repetir el consejo.

Crítica de la película El Caballero Oscuro.

El héroe que Gotham se merece

Sigo pensando que es la mejor película de las tres que ha dirigido Christopher Nolan sobre el personaje de Batman, y el motor sobre el que sigue funcionando una parte importante de la invasión de superhéroes que vive el cine comercial y de evasión de nuestros días, en cualquiera de sus frentes. Y por supuesto también la televisión. No hay más que pensar en series como Gotham, Flash o Arrow, cada cual en su línea, para advertir las huellas y la influencia que, por uno u otro camino, ha tenido la película de Nolan en ellas. Y digo “la” película de Nolan. Porque cualquiera puede darse cuenta de que fue El caballero oscuro, y no Batman Begins o El caballero oscuro, la leyenda renace, la película que puso en movimiento toda esa maquinaria que todavía hoy alimenta con su éxito de crítica y público el fenómeno del universo cinematográfico de la DC, con películas como El hombre de acero, Batman v Superman, Suicide Squad, Wonder Woman, La liga de la justicia, Aquaman, etcétera.

Crítica de la película Batman Begins de Christopher Nolan

Se nos conoce por nuestros actos

Respeto. Eso es lo que hace de Batman Begins un fenómeno esencial para el cine que además se metió en el bolsillo a los espectadores resucitando a un personaje que estaba sumido en la escombrera de los juguetes rotos de Hollywood después de ser triturado en la maquinaria de sobrexplotación de la industria audiovisual estadounidense. El Batman con pezones debe haberle ganado una chabola de dos plantas en el infierno a Joel Schumacher. Una planta por Batman Forever y otra por Batman y Robin. Pero la visión del Hombre Murciélago que diera en su momento Tim Burton tampoco acabó de convencerme. Retrocedo en el tiempo haciendo un flashback estilo Nolan, y recuerdo el día que asistí al preestreno de prensa de Batman y sigo sin dejar de preguntarme por qué Burton no le echó un par y la tituló ¡Joker!, con signos de admiración y todo.

Crítica de la película El Vicio del Poder

Adam McKay vuelve a satirizar la sociedad americana.

Con un reparto brillante, el director de La Gran Apuesta se mete de lleno en la política americana tras asaltar la economía en su anterior película, también una de las nominadas a diversos premios el año de su estreno. En esta ocasión repiten junto a McKay gente como Christian bale o Steve Carell, el primero como protagonista imprescindible de la película y uno de los grandes favoritos a llevarse el Oscar este año, dando vida a un político republicano como Dick Cheney, quien fuese vicepresidente de George W. Bush, un puesto que podía ser decorativo en manos de otros, pero que en su caso le convirtió en uno de los hombres más poderosos del mundo, que cambió en gran medida la política americana y mundial…

Crítica de la película Exodus: Dioses y reyes

Más sólida y madura que Gladiator aunque también más fría.

Espectacular y muy bien dirigida, esta versión de la trama de Moisés que ya conocemos se enfrenta al reto de encontrar su propia personalidad más allá de todos los estereotipos e imágenes asumidas por un público que además tiene en la cabeza su propia versión de la historia que Ridley Scott pretende contarnos. Entran ademas en juego todo tipo de idealizaciones y prejuicios a favor o en contra de la vertiente mítica o religiosa incorporada al relato. Añadan a todo eso que si usted cree en Dios, o en cualquier equivalente de entidad creadora supranatural seguramente tendrá su propia imagen del mismo, lo cual complica mucho más todo el asunto porque obviamente Scott no puede tirar a estas alturas de la versión pirotécnica que aplicara a este mismo tema Cecil B. de Mille en Los diez mandamientos. No es viable y no puede funcionar, por mucho que todos sigamos recordando aquella versión del tema que vimos siendo niños o muy jóvenes y recordemos al impresionante Charlton Heston abriendo las aguas con su bastón. Esta es otra época, otro público mucho más escéptico y encima adicto a los documentales de recreación histórica de Nacional Geographic. Scott sale de todo este lío connota alta, pero para ello ya tenido que rebajar el tono épico que caracterizada Gladiator y buscar su camino hacia una mayor verosimilitud de la propuesta trabajando sobre actores y equilibrando muy bien los fragmentos épicos de batalla, plagas y prodigios varios con lo que realmente le interesa, que es el reto de creer o no creer, el sacrificio doble del héroe que alejado de su familia adoptiva egipcia, de su esposa y de su hijo, y convertido en líder de un pueblo al que en realidad no conoce para obedecer a un Dios al que no acaba de entender y con el que suele discutir amargamente. Creo que Christian Bale defiende muy bien ese papel incluso en los momentos más delicados por todo lo que he enumerado al principio, otro tanto se puede decir de su antagonista, un Ramses que a ratos se da cierto aire a Russell Crowe y al que Scott humaniza eficazmente a través de sus miedos con una escena que demuestra su notable talento como director, el faraón que intenta combatir la oscuridad encendiendo antorchas en un desesperado intento de proteger a su hijo. Scott maneja bien la elipsis, impone lo visual sobre lo verbal, y a cierta en muchas cosas, por ejemplo imponiendo un protagonismo del paisaje que me ya recordado Lawrence de Arabia, de David Lean. Pero falla en otras. No llega a desarrollar lo suficiente ningún personaje salvo Moisés y Ramses. Desperdicia a Sigourney Weaver. Y en su persecución de la credibilidad renuncia en exceso a lo épico, algo que ya le ocurrió en El reino de los cielos. Esta película es no obstante mejor que aquélla y mejor que Robin Hood. Y una vez más Scott reina en lo visual.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Éxodo - Tráilers

Julio 10, 2014
El próximo 5 de diciembre llega a los cines el mejor Ridley Scott con EXODUS: DIOSES Y REYES. Os presentamos el tráiler de esta épica película que cuenta con un reparto de lujo encabezado por Christian Bale como Moisés.

Del aclamado director Ridley Scott (Gladiator, Prometheus) llega EXODUS: DIOSES Y REYES, una aventura épica que narra la historia de un hombre cuyo coraje desafió a un imperio. Mediante los efectos visuales y el 3D más vanguardistas, Scott da nueva vida a la historia del desafiante líder Moisés (Christian Bale) y su rebelión contra el faraón Ramsés (Joel Edgerton), liberando a 600.000 esclavos en una épica huida de Egipto tras un terrorífico ciclo de mortíferas plagas.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Jesús Usero

Página 1 de 2