×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115
Thriller politico con ecos de otra época, eso es lo que prepara el director Florian Gallenberger en Colonia Dignidad, una película que ya está rodándose en Alemania, Luxemburgo y Sudamérica, escrita por el propio Gallenberger, director alemán que ya ganó el Oscar en 2001 por el cortometraje Quiero Ser (I Want to be…). En su nueva película, que parece va a suponer el salto al cine anglosajón, contará con dos jóvenes estrellas como son Daniel Brühl, con quien ya trabajó en Honolulu, y Emma Watson, a quien hemos visto este año en Noé y que acaba de rodar a las órdenes de Alejandro Amenábar. Ambos darán vida a una pareja que se ve atrapada tras el golpe de estado de Pinochet en Chile en 1973. Cuando él sea secuestrado por la policía secreta del nuevo régimen, ella deberá unirse a los captores de su marido para encontrarle y poder liberarle.

No es por nada, pero el inicio del argumento, con el marido secuestrado y ella haciendo todo lo posible por encontrarle, suena demasiado a esa obra maestra que es Desaparecido, de Constantin Costa-Gavras, protagonizada por unos enormes Jack Lemmon y Sissy Spacek, así que esperemos que el director alemán se saque algo de la chistera para que no parezca la misma película, porque mejor que Desaparecido va a resultar complicado que sea. Dicho lo cual, me reafirmo cuando hace tiempo dije que de todos los protagonistas de Harry Potter, veía a Emma Watson como la que más clara tenía su carrera a partir de ese momento y parece que la actriz está demostrándolo, con películas tan interesantes como Las Ventajas de ser un Marginado, Noé, Mi Semana con Marilyn, The Bling Ring o las pendientes Regression, de Alejandro Amenábar y ésta Colonia Dignidad. Tiene talento de sobra para seguir adelante.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine