La Cordillera ***

Septiembre 30, 2017
Thriller político con un siempre soberbio Ricardo Darín. El actor es sin duda uno de los motivos para ver la nueva película de Santiago Miltre, y como tal nos podemos deleitar con la siempre magnífica presencia del intérprete argentino, un experto a la hora de hacer personajes complejos, diversos, llenos de matices sutiles. Es decir, humanos. Gente de todos los niveles sociales, de todas las procedencias, desde timadores de medio pelo a personas con los días contados, pasando por pilotos con pasado turbio y ahora un presidente que esconde mucho o nada, depende de a quién preguntes. Esos son sólo algunos de sus personajes más recordados, pero no son los únicos, claro, y, en La Cordillera, logra de nuevo sorprender y atrapar al espectador desde el primer momento.

Aquí, como mencionábamos antes, interpreta al presidente de Argentina, un tipo corriente, de apellido Blanco, lo que dio mucho juego en su campaña, que es la imagen del argentino de a pie, el hombre sencillo, sin nada que esconder… Pero las cosas van empeorando en el plano político en su país, las críticas cada vez son más feroces y hay una reunión de países latinoamericanos a la que debe asistir, con el riesgo de convertirse en una sombra del presidente brasileño, cuyo poder y popularidad van en aumento en todo el mundo y parece destinado a liderar esta nueva alianza de países. Pero aquí nada es lo que parece y el juego político tiene muchos más factores que los que podríamos imaginar.