En los últimos días saltó el rumor de que Benedict Cumberbath, detective ejemplar en Sherlock, villano ejemplar en Star Trek: en la oscuridad y dragón ejemplar en El Hobbit, podría estar en el reparto del episodio VII de Star Wars, un rumor que como tantos otros de esta semana (como la retirada de Jack Nicholson) se ha quedado en humo, pero eso no significa que al actor vaya a faltarle trabajo. Cumberbath se encuentra en negociaciones para protagonizar The Lost City of Z, un proyecto que ha tenido varias versiones y quedó huérfano cuando Brad Pitt decidió que la Z era su letra favorita, pero para producir y protagonizar Guerra Mundial Z, no para perderse en la ciudad perdida de Z. Ahora el director James Grey parece haber encontrado el relevo perfecto para sustituir a Pitt en el reparto con Benedict Cumberbath, que interpretaría el papel de Percy Fawcett, un aventurero y explorador que se pierde en las selvas del Amazonas siguiendo la pista de un mapa allá por el año 1925, y tras sufrir un ataque de malaria consigue regresar a la civilización y afirma haber encontrado un lugar mítico al que denomina la ciudad perdida de Z. Objeto de mofa, nadie le toma en serio y se ve obligado a volver a intentar la aventura acompañado en esta ocasión de su hijo, y se mete en la selva desapareciendo para siempre. La película se basa en la novela de David Grann. Lo que son las cosas: cuando saltaron los rumores de su posible incorporación al reparto del Episodio VII de Star Wars, afloraron también unas declaraciones de Cumberbath en las que afirmaba que cuando era pequeño no sólo le encantaban las películas de la guerra de las galaxias de Lucas sino que además su personaje favorito era Han Solo, y ahora que el actor parece estar más lejos del Halcón Milenario Cumberbath podría permitirse el lujo de interpretar en The Lost City of Z una variante más oscura de Indiana Jones, otro célebre personaje interpretado por Harrison Ford.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK