Jean Claude Van Damme por fin da su versión de su despido de Depredador en los 80, distinta a lo oído anteriormente

Jean Claude Van Damme fue en los 80, cuando comenzaba su carrera, despedido del rodaje de Depredador, la película de John McTiernan estrenada en 1987. Al inicio del rodaje ya sabemos que la idea era que el Depredador fuese un alien de color rojo, de diseño espantoso, con un traje rojo que daba algo de vergüenza ajena, dentro del cual estaba Van Damme. Poco después de empezar a rodar, el actor fue despedido. Y hoy ha hablado de ello por fin, en una entrevista para The Hollywood Reporter, con motivo del estreno, en formato doméstico, de su última película, We all die young. En la entrevista, el actor ha hablado de lo sucedido hace más de 30 años, y lo ha hecho comentando que el calor del rodaje en la jungla fue uno de los motivos, además del momento en el que ante una escena de riesgo en la que debía saltar, y que debido al traje no le parecía seguro. Tenía claro que iba a salir mal y se lo comunicó a Joel Silver, el productor, quien sumado a las quejas por el calor, le despidió en el momento.

Depredador ★★★★

Febrero 11, 2019

Crítica de la película Depredador (1987)

Cuando el cazador se convierte en presa, y la presa en cazador

Cuando en 1987 se estrenó la película Depredador, dirigida por John McTiernan (Jungla de Cristal, La caza del Octubre Rojo, El último gran héroe…), fue un éxito en taquilla consiguiendo recaudar 98 millones de dólares de los 18 que costó su presupuesto. Sin embargo, la crítica se cebó con la película, tachándola de “aburrida, espeluznante e insignificante”. Es cierto que la trama no era demasiado novedosa pero sí que estaba muy bien contada, con un ritmo trepidante, con unas escenas y diálogos que eran pura acción de los 80 y que, a pesar del poco talento interpretativo de sus protagonistas, en esta cacería entre humanos y alienígenas funcionaban sensacionalmente bien.

La historia se ideo gracias a una coña que había en Hollywood tras estrenarse Rocky IV en 1985 de que “ya no quedaban adversarios en este mundo a la altura del púgil más famoso de Philadelphia”, insinuando que en la próxima película tendría que vérselas con un alienígena. De esta manera, Jim y John Thomas hicieron el guión de Hunter, una aventura de ciencia ficción de serie B en la que toda la acción se centraba en el protagonista (Arnold Schwarzenegger) y en el alíen.

Al llegar el guión a manos del famoso productor Joe Silver (Commando, Arma Letal, Jungla de Cristal, El último boy Scout…), este pensó que la historia tenía el potencial suficiente para filmarla como una superproducción con Arnold Schwarzenegger de protagonista, con el que ya había trabajado en Commando (1985, Martin L. Lester). Sin embargo, que toda la historia girase entorno al austríaco preocupaba a Silver, por lo que decidió reescribir el guión para que un grupo de seis hombres fueran los encargados de enfrentarse a la temible amenaza. En palabras del propio McTiernan, necesitaban a un buen actor con muy buen físico, que fuera el contrapunto de Arnold, y es por eso que decidieron contar con Carl Weathers como coprotagonista, quien había saltado a la fama gracias a su personaje de Apollo Creed en la saga de Rocky. Por supuesto, todos ellos liderados por Arnold, quien acabaría teniendo una lucha épica a solas con el temible alienígena.

Shane Black, el guionista de Arma Letal y responsable de Iron Man 3, es el encargado de poner en pie el nuevo reboot de moda en Hollywood, el de la franquicia Depredador que ahora tendrá el título de The Predator, y se encuentra ya con el guión completado y en fase de preproducción, pero además quiere que Arnold Schwarzenegger sea el protagonista de la película y regrese así a una de los personajes que le dio fama al inicio de su carrera, junto a Conan y Terminator, por lo que parece ser que en breve podría tener lugar un encuentro entre actor y director para conseguir que esto suceda. Lo ha confirmado el propio actor en una entrevista para The Arnold Fans, donde ha dicho que aunque no se ha reunido con Black todavía, planea hacerlo lo antes posible para discutir sobre el proyecto y ver si llegan a un acuerdo. El actor dice que tiene que terminar primero con The Apprentice y el Arnold Sports Festival.