Según apunta un rumor, la compañía tiene como prioridad situar a Deadpool en el Universo Cinematográfico de Marvel y estudia cómo hacerlo en estos momentos.

Tras el fiasco de Terminator Génesis, la franquicia ha vuelto a casa. No sólo a Fox que distribuyó la primera película, sino a las manos de James Cameron, productor de la película que dirige Tim Miller, responsable de Deadpool, y además creador de la historia de esta quinta película que, sin embargo, no continuará la historia de Genesis, sino que recuperará la misma desde Terminator 2. Y en una entrevista reciente con el canal de Youtube Flicks and the City, ha asegurado que la película tendrá categoría R, en la línea de las dos primeras, no solo por el tono, sino también porque será una historia lineal que sucede en 36 horas.