El servicio de contenidos de Walt Disney desembarcó en España el pasado 24 de marzo con una reducción del 25% en el uso del ancho de banda para evitar la saturación de la red durante el confinamiento.

     La crisis del coronavirus ha hecho que el trabajo y el ocio de millones de ciudadanos dependan de las redes. En esta situación, compañías como Netflix y Youtube optaron por reducir su ancho de banda, por lo que Disney decidió tomar la misma medida para su desembarco en el país la pasada primavera. Hasta hoy. Terminado el estado de alarma y con la nueva normalidad, Disney ha aprovechado para restaurar el ancho de banda, lo que significa que los espectadores podrán disfrutar en la plataforma de los contenidos de Disney, Pixar, Marvel, Star Wars o National Geographic en Dolby Vision y Atmos.