Crítica de la película Dragged Across Croncrete

Imprescindible. Una de las mejores películas que vamos a ver este año.

S. Craig Zahler tiene ya sobrados méritos para ser un director del que hay que ver todo lo que ponga en pantalla, porque hasta ahora, nunca defrauda y además, vista Dragged Across Concrete, su carrera va claramente en ascenso en lo que a calidad se refiere.

El director de Bone Tomahawk y Brawl in Cell Block 99 vuelve a dar con este largometraje en el blanco con una perfecta propuesta de cine de género policial que demuestra que este tipo de fábulas urbanitas de violencia, acción y personajes atrapados en un existencialismo autodestructivo que les convierte en desorientados perdedores siguen teniendo una envidiable vitalidad como referentes narrativos. Ello se debe fundamentalmente a que, desde su papel como perdedores atrapados en sus propios laberintos, sirven muy bien como espejos de las frustraciones y obsesiones que marcan a los propios espectadores siendo así un puente perfecto entre la realidad y la ficción.