Fast & Furious 8 ***

Abril 11, 2017
Mejor que la anterior entrega, más gamberra y autoparódica, pero sin pies ni cabeza.

¿Qué funciona? Pues lo de siempre, lo que viene funcionando desde la primera, más o menos: acción, acción, acción. Es trepidante como todas las últimas de la saga, incluso demasiado trepidante, porque por mucho que el personal vaya al cine a echarse un rato divertido viendo el circo visual de los coches rápidos y furiosos a todo gas, siempre espera uno que por lo menos le cuenten algo.

¿Qué no funciona? Aquí el guión es la parte más endeble del asunto. Por la vía del espectáculo anda bien servida. Pero el guión parece construido a trompicones, a ideas sueltas, en plan gags cómics enlazados con una trama mucho más minimalista que la de entregas anteriores y que repite los mismos temas insistentemente.