×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

El Desconocido ****

Septiembre 22, 2015
Excelente thriller, pura emoción y adrenalina en 90 minutos. Ni un respiro para el espectador en este juego del gato y el ratón en el que nos mete una trama sencilla, directa y brutal, con los giros suficientes y el suspense administrado magistralmente para cogernos de la solapa y no soltarnos durante todo el metraje. Aprovechando sus virtudes al máximo, que no son pocas, como un reparto excepcional, una historia que engancha, una dirección impecable y brillante, y unos valores de producción que están a la altura de cualquier película de género de otro país. De hecho tiene un par de momentos en los que las labores de dirección y producción consiguen escenas memorables, sin lugar a dudas, que dejarán al espectador pegado a la butaca.

La película centra su historia en el director de una sucursal bancaria y en sus hijos, que suben a un coche camino del colegio y el trabajo, cuando un desconocido llama al móvil para decir al padre que tienen una bomba en los asientos, que explotará si se mueven o salen del coche o si él lo decide, a no ser que el padre haga llegar a la cuenta del desconocido una gran suma de dinero. A partir de ese momento comienza una carrera por las calles de la ciudad, encerrados contra su voluntad, con un aire cercano a películas como Última Llamada, pero con más ritmo, en el que la voz del secuestrador continuamente da indicaciones de lo que deben hacer si quieren sobrevivir. Persecuciones, carreras contra reloj, momentos de vida o muerte… todo se encuentra en esta película…

Por supuesto, el reparto también tiene culpa de ello, con un sensacional Luis Tosar a la cabeza, acompañado brillantemente por Javier Gutiérrez (qué bien le sientan estos personajes), Elvira Mínguez, Fernando Cayo o Goya Toledo. Y por su director novel, Dani de la Torre, un virtuoso del uso del plano secuencia, los planos imposibles, el montaje (una pasada) y la narrativa, que nos mete dentro de ese coche del que salimos en contadas ocasiones y nos lleva de la mano en esta carrera suicida, con los giros justos para que, cuando parece que podemos perder interés en la historia, nos adentremos aún más en la misma. El plano secuencia del coche sin puertas perseguido por la policía es de órdago. O la llegada a la plaza de los artificieros… Una pasada.

No, no es perfecta, como muchas veces digo. Cuesta un pelín entrar, porque hasta un momento en concreto los personajes de los niños son… difíciles. Es tramposa, como suelen serlo estos thrillers, y tiene momentos de guión que podían estar mejor resueltos, pero todo ello queda escondido, oculto, tras los trucos de prestidigitador de su director, que nos brinda un producto lleno de tensión, fuerza y suspense, del primer al último minuto. Muchos la han comparado con El Niño, por su protagonista y sus secuencias de acción… Háganme caso, en esta ocasión son incluso más espectaculares y te dejan sin aliento. Es cine para todos los públicos, pero más inteligente y mejor rodado que la mayor parte de lo que nos llega de otros sitios. Más cercano, con personajes más creíbles (repito, qué gran trabajo de los actores) y con adrenalina para no aburrir a nadie. No duden en ir a verla. Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine