Críticas y opiniones de usuarios de la película El hombre invisible


Iván CV  

Leigh Whannel (co-creador de Saw) vuelve después de 'Upgrade' (por cierto, echadle un ojo) con una nueva adaptación de El hombre invisible, de las anteriores u original no he visto ninguna, lo digo ya de entrada, y creo que, después de haberla visto, que la sustancia está en las mencionadas anteriormente, en alguna de ellas. 

Para mí no es un suspenso, creo que buena, lo que es buena, no es, pero reconozco que me ha gustado aunque eso no implique que haga la vista gorda con su argumento, con su guión, porque fallos narrativos tiene, y algunos más gordos que otros. El guión, que Whannel aporta a ésta nueva adaptación, es su talón de Aquiles. 

Visualmente (fotografía, decorado/puesta en escena...) me ha gustado, Whannel tiene pulso visual para sus películas (de verdad, miraos Upgrade, por ejemplo) exceptuando quizá alguna, y sabe cómo mantener la mirada del público pegada a la pantalla, y creo que ése es su mayor logro, en ésta y en sus anteriores trabajos. Éste aspecto es el que más se puede apreciar en su cine. 

El que seguramente tenga más altibajos, según de qué película hablemos, es el apartado narrativo. Ya he dicho que El hombre invisible tiene cagadas, y algunas muy gordas, como por ejemplo (tranquil@, no haré spoiler) la apertura de tal... y después no ocurre nada... ¿en serio? Po vale. 

Tampoco pasa absolutamente nada, ni nadie ve absolutamente nada, cuando por testigo tenemos cierto soporte de captura, pero parece ser que esos artefactos, como prueba, pues eso... que no valen pa na. Pues otro <po vale>

El guión alardea cuando Elisabeth Moss visita, y de nuevo, su marido, que es tan controlador y manipulador y monstruo y el bien en persona y mejor ser humano del año establece como llave una fecha, y es más, ciertos artilugios están completamente activados por si alguien osa... 

Y, no sólo eso. Después de cierta visita El cuento de la criada tiene que ir al baño, y el genio espera... y, espera. Hasta que ocurre algo. 

Hombre macho, yo creo que eso ya es tomar el pelo eh. 

Aún y con esas sé que será disfrutada y rato agradable para much@s, porque creo, a pesar de sus peros, que ofrece exactamente lo que quieres ver, y como siempre digo, eso también lo tengo en cuenta, porque me encuentro (y seguramente os encontréis) en la misma situación. 

Nota real: 5'5


Los que queráis enviarnos opiniones o comentarios sobre películas de estreno podréis hacerlo por whatsapp o telegram o enviándonos un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Os esperamos en nuestro grupo de amigos de AccionCine en Telegram donde podréis charlar de cine y hacer amistades


 

Add to Flipboard Magazine. 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine 

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Leigh Whannell batalló durante meses con el estudio y la productora, Blumhouse, para conseguir que no se revelase demasiado en la publicidad de su nueva película. Y lo consiguió hasta cierto punto…

Nos quejamos cada vez más de que los tráilers revelan demasiada información y es cierto. Hay películas que tenemos la sensación de haber visto antes de que se estrenen, debido a la cantidad de escenas y sorpresas inesperadas que aparecen en los tráilers. Podríamos indicar alguno reciente como Un Lugar Tranquilo 2 o Fast and Furious 9, pero sólo son dos ejemplos. Al parecer, con El Hombre Invisible, la lucha ha sido considerable para evitarlos, y aun así, se ha colado alguno que ha enfadado a los fans y enfadó al propio director Leigh Whannell. El tráiler final fue lanzado el 7 de febrero y una de las grandes incógnitas se revelaba… pero Whannell evitó que se mostrase aún más.

Crítica de la película El hombre invisible

Interesante nueva versión de la obra de H.G Wells que se apoya en una enorme Elisabeth Moss.

La película no resultará memorable y tiene muchas cosas mejorables en el guión de Leigh Whannell, pero es sin duda un nuevo punto de vista en el personaje, en las dudas y miedos que plantea, y en el mundo en el que vivimos. Y, sobre todo, nos muestra a una actriz que está en uno de los mejores momentos de su carrera, echándose a las espaldas la película, para meternos dentro de lo que sufre y vive su personaje, casi sin despeinarse y haciendo que parezca fácil algo tan complicado como darle la réplica a la nada. Al vacío que existe frente a ella cuando está sola y le toca reaccionar a su asaltante invisible.

Contada desde el punto de vista de la víctima, la película cuenta la historia de Cecilia, una mujer que vive en un matrimonio donde recibe malos tratos constantes, donde su marido, un hombre rico y poderoso, controla cada segundo de su vida, algo de lo que intenta escapar, lo que lleva al suicidio de él. Pero poco a poco Cecilia empieza a sentir que una presencia la acompaña. Que alguien está a su alrededor y no puede verlo. Acosándola, sin dejar que sea libre… ¿Será objeto de su imaginación debido al trauma o se encuentra realmente en peligro y su marido no está muerto, sino que ha conseguido convertirse en invisible? En cierta medida es lo que intentó proponer El hombre sin sombra de Paul Verhoeven, pero mucho mejor hecho, sin excesos morbosos y con bastante inteligencia.

Saltó a la fama con su pequeño pero magnífico papel de Zoey Bartlet en El Ala Oeste, para convertirse en estrella de televisión gracias a Mad Men, algo que confirmó con proyectos como Top of the Lake o, por supuesto, El Cuento de la Criada. Además la hemos visto en cine, a veces en pequeños papeles con mucha miga como en High-Rise, Nosotros o La Luz de mi Vida. Ahora estrena, como protagonista absoluta, El Hombre Invisible, nuevo intento de lanzar el Dark Universe con otra perspectiva bajo el manto de Blumhouse. La actriz nos habla de la película y su reflejo de las mujeres maltratadas, además de posibles regresos a televisión, en esta entrevista a su paso por Madrid.

¿Cómo querían reformular este clásico del cine de terror? ¿Qué giro querían aportarle?
Bueno, yo no lo hice, Leigh Whannell (director y guionista de la película, N. del T.) lo hizo. Creo que la historia es que le preguntaron si le gustaría encargarse de El Hombre Invisible y cuál sería su enfoque, y él dijo que le gustaría contar la historia desde el lado femenino, desde el punto de vista de la víctima. Creo que era algo brillante y una forma única de hacerlo. No quieres hacer un simple remake de la misma historia, quieres contar una historia distinta.

Conocido por su trabajo en la saga Insidious y Saw, además de su papel como actor en producciones más o menos conocidas, Leigh Whannell ha sido el guionista responsable de crear ambos universos junto a James Wan, pero además dio el salto a la dirección con la tercera entrega de Insidious y con Upgrade, una película de ciencia ficción más que recomendable. Ahora de nuevo en Blumhouse, es el encargado de traer de vuelta a El Hombre Invisible, y además tiene en el futuro el proyecto de remake de 1997: Rescate en Nueva York… De todo ello nos habló a su paso por Madrid.

¿Qué nueva perspectiva o qué nuevo punto de vista querían aportarle al clásico? ¿En qué se parecen y en qué se diferencian?
Creo que lo que quería era hacerla de verdad aterradora para las nuevas audiencias. Creo que la audiencia hoy en día ha visto muchas películas, y está muy preparada para descubrir los trucos, para ver los hilos especialmente en el cine de terror. Quería hacer algo que les aterrase de una forma muy real, usando este personaje que lleva un tiempo ya por aquí. Y espero haberlo conseguido.

La actriz que lidera la serie El Cuento de la Criada, negocia su participación en la película El Hombre Invisible, que no tendrá a Johnny Depp.

Quizá encargarle el futuro del universo de monstruos de la Universal, el llamado Dark Universe, a Jason Blum era la opción más acertada desde el inicio. Ahora ya ha sucedido, y tras el fiasco de La Momia protagonizada por Tom Cruise, el Dark Universe ha desaparecido por el momento y de los próximos remakes se encarga Jason Blum y Leigh Whannell, director de películas como la última entrega de Insidious.

El productor Jason Blum llevará la historia de El Hombre Invisible al cine con Leigh Whannell como director, cambiando todo el Dark Universe de Universal.

Dirigida por Alex Kurtzman y con Tom Cruise como protagonista, La Momia estaba preparada para dar inicio al llamado Dark Universe de Universal, aprovechando a todos los monstruos de la compañía y con un grupo de actores muy conocidos como Russell Crowe, Johnny Depp o Javier Bardem. El fracaso de la misma mandó lejos a Kurtzman, con la película perdiendo más de 100 millones de dólares en todo el mundo. El Dark Universe quedó paralizado y Universal decidió replanteárselo.