Crítica de la película El contable

Muy buena película de intriga y acción. Merece cada euro que inviertan en verla.

Primero: Ben Affleck tapa muchas bocas con su trabajo en esta película, después del cual sólo pondrán en duda sus cualidades para interpretar a Bruce Wayne y a Batman quienes estén empeñados, con maledicencia, en ponerle en cuestión.

Segundo: Jon Bernthal, el Castigador/Punisher de Netflix, lo borda una vez más y demuestra que tiene ya más que ganados papeles protagonistas en el cine.

Tercero: la película es un curioso ejercicio de cine de intriga que trabaja las principales claves del relato de superhéroes trasladándolas al cine de intriga policial. Tenemos una alternativa a Bruce Wayne/Batman con el pasado infantil maltratado por una pérdida. Tenemos un remedo del comisario Gordon (casualmente interpretado por el mismo actor que se hará cargo del personaje en el universo cinematográfico de la DC, J.K. Simmons), y hasta tenemos un remedo o alternativa de antagonista inevitablemente unido, casi como la otra cara de la moneda, al protagonista, que es el papel que interpreta Bernthal. No me extraña que Anna Kendrick se haya postulado como posible Robin a la vista de sus escenas con Affleck/Batman.