La falta de estrenos con cierta fuerza en la taquilla americana han permitido que Escuadrón Suicida siga número uno en la taquilla, aguantando el tirón y manteniendo el tipo pese a lo que muchos desearían, parece ser. Aunque al público parece que la película le está gustando más de lo que esperaban, cae menos, en porcentaje, en su tercer fin de semana, que lo visto en Batman v Superman, y está cerca de conseguir romper la barrera de los 300 millones. Eso ha sido posible en gran medida gracias a los flojos estrenos de esta semana, sobre todo en el caso de la superproducción Ben Hur, que ha costado 100 millones de dólares, y que o se esfuerza mucho en el mercado internacional (pero mucho, mucho) o va a ser uno de los grandes fiascos del año en la taquilla. Además el público sale muy descontento con la película y la crítica la ha machacado más que a Escuadrón Suicida. En todo ese caos de estrenos más o menos fallidos, la película de DC y Sausage Party siguen gobernando sin demasiados problemas en la taquilla. Escuadrón suicida suma otros 20,7 millones de dólares y su total estadounidense se coloca en unos excelentes 262,3 millones en tres fines de semana, camino de romper la barrera de los 300 millones, algo que es más que probable que consiga. Su total mundial ya alcanza los 572,7 millones, haciendo de la película un éxito de taquilla, le pese a quien le pese. Otro gran éxito de taquilla es Sausage Party, que se mantiene en segunda posición en su segundo fin de semana, con otros 15,4 millones y un total de 65,3 millones en apenas 10 días y un presupuesto de sólo 19 millones. El mejor estreno de la semana es la más que correcta War Dogs, que arranca con 14,3 millones en su estreno, más o menos lo esperado y con un presupuesto bastante ajustado, la verdad. No ha sido una película cara de producir. Kubo and the Two Strings llega con 12,6 millones y unas críticas excelentes, pero le puede costar alcanzar los 60 millones que costó si se esfuerza en la taquilla internacional. En quinto lugar ha llegado con 11,4 millones Ben-Hur, un fracaso absoluto en USA que se queda muy por debajo de cualquier previsión. Depende únicamente del mercado internacional…

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

©