Esperando al rey ***

Junio 28, 2016
Tom Tykwer firma una película que provoca cierto desconcierto, desde los títulos de crédito iniciales hasta el final.

Una sensación extraña se asocia a los fotogramas de esta producción abonada con capital estadounidense, la cual cuenta con la presencia de una las estrellas más consolidadas en la Meca del Cine: Tom Hanks. Con estos simples datos, los aficionados podrían pensar que se trata de una comedia resultona, de las de humor facilón y rápido consumo; pero lo generado por el creador centroeuropeo se halla radicalmente alejado de esa concepción.

Lo que acoge el guion de Esperando al rey es una historia de existencialismo contemporáneo, según las pautas orquestadas por la homónima novela de Dave Eggers. Y con tales elementos juega el teutón Tom Twyker, un director bastante dado a levitar por encima de los asuntos mundanos y de comercialidad visible, sobre todo cuando tiene entre manos un material de profundas reflexiones, relativas a la naturaleza humana.