La siguiente noticia puede contener SPOILERS.

Tras darle muchas vueltas y mucho deshojar la margarita en las últimas semanas, tras la confirmación oficial de la presencia de Paul Walker como co-protagonista de Fast & Furious 7, junto a Vin Diesel, ahora Universal ha indicado lo que va a suceder con el personaje y cómo se va a aprovechar el metraje que se había rodado con el actor antes de su fallecimiento. Brian O’Conner, el personaje interpretado por Walker, no morirá en la película ni estará ausente, según The Hollywood Reporter, sino que la idea oficial es la de hacer que O’Conner se retire a mitad de la película, dejando al personaje marchar en paz. Tras revisar el metraje ya rodado, el estudio, los guionistas, productores y el director, han llegado a la conclusión de que es la mejor opción y la más satisfactoria para todo el mundo.

Dicho de otro modo, no tendremos que ver a Walker morir en pantalla en un accidente de coche, por ejemplo, como puede ser habitual en la saga, algo que podría resultar de mal gusto para la familia, los amigos y los fans. Simplemente una retirada a tiempo, una despedida para todo el mundo. Al parecer han encontrado en el guión la forma de hacerlo y, aunque tendrán que rodarse escenas adicionales para que resulte creíble y todo encaje a la perfección, los ocho meses extra que tienen entre la antigua fecha de estreno y la actual les permitirá conseguirlo holgadamente y sin demasiadas prisas. Una decisión inteligente y de buen gusto, que respeta los deseos de los fans y el equipo creativo de la película (que Walker siguiese en la misma) y al mismo tiempo evita el mal gusto de verle morir conduciendo un coche a toda velocidad. ¿Y vosotros qué opináis?

Jesús Usero

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Jesús Usero