Fences ****

Febrero 20, 2017
Importante relato familiar y sobre un complejo hombre. Una historia de actores dirigida con mucho tino por Denzel Washington que, seguramente, va a llevarse algún que otro premio de la Academia el fin de semana próximo, posiblemente actor protagonista y actriz secundaria, si todo sale como se espera en las apuestas. Eso sí, viendo la película, sin duda Viola Davis es tan protagonista o más que Washington, pero es curioso cómo se mueven las cosas para que haya más posibilidades con los premios, y mientras que el papel de la actriz no es de secundaria en la película, el estudio vio que tenía más posibilidades de ganar si se presentaba como secundaria. Posiblemente el domingo esa maniobra les dé la razón. Porque la actriz no solo tiene todas las papeletas para ganar, sino que además lo merece mucho.

La historia, basada en una obra de teatro que también protagonizaron estos dos actores, cuenta la madurez de un hombre que fue un excelente jugador de baseball, pero que se encontró con el racismo de la época, lo que le impidió jugar en las ligas mayores. Ahora, basurero, luchador, comprometido, en su madurez, se enfrenta a diversos problemas que tienen que ver con su familia, con el cambio de los tiempos, con el racismo y con los propios demonios, muchos, del mismo, lo que le lleva a chocar con su esposa, sus hijos y sus amigos. Porque lo que se inicia casi con un tono ligero de gente con un optimismo pese a los problemas de la vida, se acaba volviendo un drama cada vez más oscuro y preocupante.