La película Garbancito de la Mancha (José María Blay, 1945) fue localizada en Nueva York por David Bull, un coleccionista privado.

     Basada en el cuento homónimo escrito por Julián Pemartín, la película Garbancito de la Mancha fue realizada en Barcelona por Balet y Blay, la primera productora europea que se adentraba en el campo de los largos de animación. La producción fue complicada debido a la necesidad de importar celuloide desde Suiza y los efectos de la Segunda Guerra Mundial. Aún así, la película fue estrenada en 1945 y fue recompensada al ser declarada de Interés Nacional y recibir el Premio del Sindicato Español del Espectáculo. La característica principal de esta película fue el uso del sistema de color Dufay Chrome, desarrollado por Louis Dufay en 1908, con el que se obtenían imágenes en color incorporando los filtros de los colores fundamentales, el rojo, el azul y el verde, a la propia película. El filtro estaba constituido por una malla donde se distribuían reticularmente de forma regular y en líneas muy finas los tres colores. Como resultado se obtenía una imagen en color por adición que se impresionaba en la emulsión de halogenuro de plata fotosensible. El sistema se utilizó únicamente en los laboratorios Dufay de Londres y no logró generalizarse debido a que la retícula absorbía dos tercios de la iluminación en la proyección.