El actor protagonista de Doctor Strange y parte del universo cinematografico Marvel, ha hablado sobre los comentarios en contra de las peliculas de superheroes de los dos cineastas.

Y lo ha hecho con muchísima precaución y manteniendo la calma. No se ha lanzado a la piscina, sino que, en la línea de otros comentarios al respecto que se han emitido desde Marvel. Desde que Martin Scorsese se lanzó a criticar Marvel y las películas de superhéroes diciendo que no eran cine, y poco después Francis Ford Coppola no sólo apoyó a su amigo, sino que aseguró que se había quedado corto y aseguró que las películas eran despreciables. Ahora Benedict Cumberbatch se suma a la polémica intentando poner calma y distancia en la misma.

El director ha pasado por el Lumiere Festival en Lyon y ha asegurado que Scorsese fue amable cuando se refirió al cine de superhéroes, que él considera despreciable.

Si pensábamos que la polémica con Martin Scorsese y sus comentarios sobre el cine de superhéroes había terminado o se había apaciguado, tras reanimarla hace apenas una semana cuando en la premier londinense de El Irlandés volvió a repetir lo que pensaba de ese tipo de cine, ahora es su amigo Francis Ford Coppola quien hace que la polémica aumente de nuevo e incendia las redes sociales desde Francia, cuando ha hablado con los periodistas en el Festival de cine Lumiere en Lyon, coincidiendo en el fondo con su amigo, pero con mayor virulencia en su ataque y haciendo que la gente devuelva el ataque al director de la trilogía de El Padrino o Apocalipsis Now.

El director ha fichado por la agencia CAA para conseguir financiación para rodar su proyecto soñado.

Desde 2001 Francis Ford Coppola lleva intentando levantar su proyecto soñado, la historia épica en la línea del cine de Cecil B. DeMille, que cuenta la historia de un arquitecto que quiere construir una pequeña utopía en una futura Nueva York. La historia se presentó en esa época pero el guión de 212 páginas que iba a rodarse entonces, fue aparcado debido a los atentados del 11 de Septiembre, ya que al incluir en gran parte de su trama la reconstrucción de una zona de Nueva York, consideraron que no era el momento adecuado para rodar la película. El momento pasó y el proyecto quedó aparcado y sin financiación, algo que podría cambiar ahora.