A pesar de que los dinosaurios campan a sus anchas por la Tierra, el productor de la saga, Frank Marshall, aclara que la tercera entrega será “el comienzo de una nueva era”.

    Es difícil que la industria hollywoodiense deje de buenas a primeras un producto que le permite amasar millones de dólares en taquilla. Estamos viendo cómo se estiran interminablemente franquicias como Fast and Furious o Misión Imposible, por lo que la continuación de la saga jurásica a cargo de Colin Trevorrow no iba a ser menos. Al hablar para Collider sobre el documental musical de Epix, Laurel Canyon, el productor Frank Marshall afirmó que Jurassic World: Dominion no está concebida como el final de la franquicia. “Es el comienzo de una nueva era”, aclaró. “Los dinosaurios están ahora en tierra firme entre nosotros, y lo estarán por bastante tiempo, espero”, dijo aludiendo a historias futuras ambientadas en este nuevo mundo que plantea la tercera entrega.