Por lo menos eso es lo que ha declarado el productor Basil Iwanyk recientemente, asegurando que si bien hay interés y ganas por hacer una tercera película de la saga protagonizada por Sam Worthington y que ha tenido bastante éxito en todo el mundo, por ahora la tercera parte anunciada hace tiempo se queda en espera hasta nueva orden, o como dice Iwanyk, hasta que una buena historia aparezca. Al parecer el exceso de películas basadas en el mundo y la mitología griega (Immortals, 300: Rise of an Empire, Furia de Titanes…) han hecho replantearse el interés que pueda tener el público en una nueva película en estos momentos, parando la preproducción de la misma hasta que lleguen mejores tiempos. Para aquellos que sean seguidores de las dos primeras películas, el productor ha asegurado que de llegar una nueva idea fresca y diferente a lo visto antes, intentarán llevarla a cabo y producir la película.

Y aunque todos los miedos y comentarios de Iwanyk parecen más que justificados, que Clash of the Titans 3 se quede en el limbo de las producciones pendientes suena más a miedo a la taquilla, en el fondo, que a otra cosa. La primera entrega, sobre todo gracias al 3D, fue un taquillazo mundial pero dejó al público algo frío. La segunda y bastante superior entrega, tuvo bastante tirón internacional, pero no tuvo mucho tirón en Estados Unidos, donde la taquilla fue discreta. De ese modo es lógico pensar que una tercera parte podría no interesar en absoluto a los espectadores, sobre todo cuando hay estrenos recientes de corte similar que parecen tener un mayor impulso de cara a la taquilla, y cuando apenas han pasado menos de dos años desde la segunda entrega. Por ahora todo paralizado y a esperar noticias para bien o para mal.

Jesús Usero.

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Jesús Usero