“La chispa de la vida” ya está en la sala de postproducción tras siete semanas de intenso rodaje liderado por Álex de la Iglesia y una peculiar pareja protagonista, Salma Hayek y José Mota, que según el productor de la película, Ximo Pérez han estado a un alto nivel interpretativo y han conectado perfectamente con todo el equipo lo que ha creado un ambiente excelente en la producción de la película.