Gernika **

Septiembre 05, 2016
Romance bélico que se queda corto y equivoca el camino en el abordaje de su tema central.

Gernika cae en todas las trampas de intentar abordar un asunto histórico mezclándolo con los géneros cinematográficos y se empantana en una historia de amor que al mismo tiempo quiere servir a las lógicas necesidades de la reconstrucción del suceso pero se pierde por un camino equivocado. Es un error poner a James D´Arcy en el brete de ser una especie de eco de Gary Cooper en Por quién doblan las campanas, con un papel de antihéroe poco creíble que ya desde su presentación en la sala de cine queda eclipsado por una visión romántica y demasiado tópica y previsible del personaje y pierde entidad en el cara a cara con Ingrid García Jonsson. García Jonsson es una de las presencias femeninas del cine español más interesantes de los últimos estrenos, destacada en Acantilado y en Toro y es perfectamente capaz de apropiarse sin esfuerzo de esos primeros compases de presentación de Gernika. Lástima que luego no acierten los artífices de la película a explorar y explotar más ese personaje femenino, que resulta mucho más interesante para reflejar que la convencional, previsible y poco interesante peripecia romántica entre D´Arcy y María Valverde, en la que se repite el mismo efecto: interesa mucho más la peripecia del personaje de Valverde como encargada de prensa y sus enredos sentimentales con el personaje de consejero soviético interpretado por Jack Davenport que ese forzado romance con el periodista norteamericano. En general, todos los personajes femeninos de la película son más interesante que sus compañeros masculinos, lo cual inevitablemente me ha llevado a pensar que la película habría salido muy beneficiada de explotar su argumento en sendas más cercanas a Libertarias, la película que dirigiera Vicente Aranda en 1996, que dejando que la trama sentimental tipo Por quién doblan las campanas, visión caduca y hollywoodiense de la guerra civil española, devorara los otros muchos aspectos interesantes que tiene esta película, incluyendo el tema histórico que le sirve de título y motivo central.