×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115
La opción más extraña que podríamos imaginar para dirigir un biopic, o quizá por eso mismo la más acertada, o la que puede aportar un punto de vista único y particular a un proyecto que trata sobre un mito de Hollywood como Groucho Marx. Rob Zombie es uno de los directores de terror más peculiares y únicos que existe y lo ha demostrado en películas como las dos entregas de Halloween, La Casa de los 1000 Cadáveres o Los Renegados del Diablo. Admirado por algunos, despreciado por otros, su cine mezcla lo bizarro y lo macabro y quizá por eso sea perfecto para acometer este biopic sobre Groucho Marx, en concreto centrado en los últimos años de la vida del actor y cómico, y basado en el libro de Steve Stoliar de 1996, Raised Eyebrows: My Years Inside Groucho’s House y según Variety, Rob Zombie será productor y director de la película, que escribirá Oren Moverman.

El autor del libro, Stoliar, fue el asistente personal de Marx durante tres años, previos a la muerte del actor en 1977, lo que le permitió tratar no sólo con el actor, sino también con Mae West, George Burns, Bob Hope, Jack Lemmon, S.J. Perelman o Steve Allen, por no mencionar a la temperamental Erin Fleming, la mujer a cargo de la vida de Marx. Con todo eso pretende Rob Zombie contarnos una historia de los últimos años de una leyenda, que junto a sus hermanos protagonizó 13 películas, algunas de las cuales siguen siendo de las mejores comedias de la historia del cine, con escenas memorables, además de presentar un concurso de radio y tv, escribir libros magníficos y deleitar a todo el mundo con su humor ácido y único. Esperemos que le den la película que merece.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine