Ha sido tan fulminante como definitivo. James Gunn abandona Disney/Marvel tras un despido fulminante que se ha hecho oficial a través de un comunicado de la compañía en el que anunciaba que el director y guionista ya no trabajaría con la compañía ni tendría más relación con la empresa. El motivo, una serie de mensajes lanzados en Twitter hace muchos años (y borrados también hace mucho tiempo), que han resurgido recientemente.