Con WarnerMedia anunciando que el estreno de todos sus lanzamientos de 2021 se harán a la par en cines y HBO Max via streaming, la directora ha hablado su película, la primera que hará esto en una semanas.

      Cuando Wonder Woman 1984 fue anunciada como estreno en Navidad al 100%, con lanzamiento en cines y HBO Max al mismo tiempo, mientras que en el resto del mundo llegaría más de una semana antes del estreno, todos celebramos la noticia. Los cines tendrían algo de oxígeno para respirar, Warner obtendría algunas ganancias y muchos suscriptores… todo parecía perfecto. Pero entonces llegó la ampliación de la noticia y de la situación cuando hace unos días WarnerMedia anunciaba que todo su catálogo de estrenos para 2021 llegaría a cines y streaming en HBO Max a la vez. Situación forzada por la pandemia pero muy criticada por parte de la audiencia, por los artistas y por parte de la prensa. Los artistas ahora exigen sus porcentajes de taquilla ya perdidos, o los beneficios residuales. Por no hablar de los directores y su deseo de estrenar en cines. O las productoras que no verán retornar los enormes costes de cada película.

El director ha mostrado su descontento con la estrategia del estudio de lanzar simultáneamente toda su lista de películas de 2021 en HBO Max.

      "Hay tanta controversia en torno a eso, porque no se lo dijeron a nadie", dijo Nolan en una entrevista de ET Online publicada el lunes. “Es muy, muy, muy, muy sucio. Un verdadero cebo y un cambio. Sí, no es la forma en que tratas a los cineastas, las estrellas y las personas que… estos muchachos han dado mucho por estos proyectos. Merecían que se les consultara y se les hablara sobre lo que iba a pasar con su trabajo”.

      La noticia que ha sacudido en los últimos días las entrañas de la industria. Warner Bros. ha decidido pasar todo sus estrenos de 2021 a una estrategia conjunta de lanzamiento en cines y la plataforma HBO Max. Las películas se estrenarán a la vez en ambas plataformas, durante 30 días, antes de quedar sólo en salas comerciales. La estrategia supone un cambio de paradigma que puede dañar definitivamente a las salas de cine. Pero también al modo en que se hacen las propias películas y con repercusiones incluso mayores si se cumplen algunos de los rumores que venimos oyendo. Ahora es momento de analizar todo ello.

Jesús Usero

 

La película de DC Comics acaba de confirmar su llegada definitivamente en Navidad, el 25 de diciembre, con un lanzamiento al mismo tiempo en cines y HBO Max en Estados Unidos.

      Parece ser que es defintivo. Warner Bros. es la compañía dispuesta a salvar las salas de cine dentro de la terrible pandemia que estamos viviendo. La empresa fue quien lanzó Tenet en agosto y septiembre, en contra de lo que todos esperaban, mientras más y más estrenos movían su fecha de estreno. Wonder Woman 1984 también se movió en varias ocasiones. Hasta llegar al 25 de diciembre de 2020. Todos creían que Warner no arriesgaría, que el estreno se atrasaría tarde o temprano, como estaban haciendo todos los estrenos de noviembre y diciembre, con títulos como Free Guy, Monster Hunter o Asesinato en el Orient Express saltando a 2021, mientras que Soul se iba a Disney + definitivamente. En las últimas horas Warner ha despejado toda posible duda con una confirmación definitiva del estreno de Wonder Woman 1984, al menos en Estados Unidos. Y será en salas comerciales, aunque con un pequeño “pero”.

La nueva estructura de poder sitúa a Toby Emmerich como principal líder de contenido cinematográfico en cines y streaming, y cambia las cosas en WarnerMedia y New Line Cinema.

      Antes de que HBO Max se lanzase en Estados Unidos, en febrero hubo un anuncio por parte de WarnerMedia, la empresa principal de la que parten todas las demás ramas de Warner Bros., había decidido crear WarnerMax, una ramificación que se encargaría de llevar el contenido cinematográfico del servicio de streaming HBO Max. Al frente de WarnerMax estarían el presidente de Warner Bros. Toby Emmerich, y el jefe de contenido de HBO Max, Kevin Reilly. Pero todo eso ha cambiado hace sólo unas horas, cuando los responsables de la compañía han anunciado un cambio en la situación de todos los implicados.

El cineasta vuelve a televisión de forma más directa con tres proyectos para HBO Max que incluyen el spin off de El Resplandor, Overlook, y una nueva serie con personajes DC.

Parece ser que el multimillonario acuerdo de Warner Bros. con JJ Abrams y su Bad Robot para producir todo tipo de contenido, empieza a dar sus frutos. Y los empieza a dar en forma de series de televisión con tres nuevos proyectos destinados a HBO Max, el servicio streaming de Warner que se estrena en breve en Estados Unidos y que contará con algunas de las ideas más interesantes del mercado. De momento, ya sabemos que, como bienvenida, tendremos el especial de Friends que reúne a creadores y protagonistas. Y ahora, además, tendremos las nuevas series de JJ. Abrams, quien seguía ligado al medio como productor ejecutivo pero que ahora estará más ligado a estos proyectos.

La plataforma streaming de HBO estaría preparando una reunión de Friends que se encontraría en las primeras fases de trabajo.

No podemos emocionarnos todavía porque no se trata de una vuelta ni de un reboot, ni de una secuela, algo que ya confirmaron los responsables de la serie hace unos meses con motivo del 25 aniversario. Pero es cierto que hay planes y que la audiencia sigue adorando la serie. Netflix sigue pagando una millonada por tenerla en su catálogo al ser uno de sus mayores éxitos. E Instagram se quedó colgado cuando Jennifer Aniston publicó una foto de todos los protagonistas juntos para celebrar su llegada a la red social. Y ahora esto.