Vincenzo Natali tras varios destacados filmes de ciencia-ficción, como la magistral Cube (1997) y las más que apreciables Cypher (2002) y Splice (2009), se pasa al thriller sobrenatural con Haunter (a la espera de que ponga en marcha la esperada Neuromancer basada en la obra homónima de William Gibson). Esta historia de fantasmas cuenta cómo una adolescente, Lisa, ve cómo el mismo día se repite una y otra vez (como en Atrapado en el tiempo), mientras su hermano y padres lo viven como uno nuevo y diferente. La verdad es que los cuatro están muertos y viven en una casa donde un criminal mató a varias muchachas, y también a ella y su familia a mediados de los años 80. Lisa deberá enfrentarse a él para conseguir salvar a una chica de la actualidad y de paso recobrar la libertad para ella y los suyos. Sin ser lo mejor de su filmografía, Natali consigue hacer una película que inquieta y entretiene a partes iguales. Y con este filme como uno de los más destacados de la jornada final de Sitges 2013 (aunque no del todo, ya que siempre hay un día extra para recuperar en forma de maratones algunos de los largometrajes más destacados) y el palmarés se cierra una edición del festival de Sitges que sin tener grandes películas programadas (las producciones de este año no parece que dieran para más), salvo contadas excepciones, ha conseguido conquistar al público que en general ha sido masivo en las diferentes sesiones. Finalmente del palmarés destacar en la Sección Oficial Fantàstic Competición el Premio a la Mejor Interpretación Masculina para Andy Lau por Blind Detective de Johnnie To, el Premio a la Mejor Fotografía para Larry Smith por Only God Forgives de Nicolas Winding Refn y el Premio No Ficció de la Sección Noves Visions para el imprescindible documental Milius de Zat Knutson y Joey Figueroa.

Santiago de Bernardo

Trailer

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK